¿Qué tal si expandiéramos nuestro horizonte  y desde nuestra perspectiva cultural y con visión creativa unificáramos dos o más culturas? Seguramente el resultado sería interesante.  Y no sólo de esa manera. También traspasar las barreras del tiempo y combinar tradiciones con las nuevas tecnologías. Tal es el caso de Eduardo Hernández,diseñador industrial de San Luis Potosí (México), quien decidió indagar oportunidades más allá de lo que sus ojos podían observar.

卵 Tamago, palabra que proviene del vocablo japonés cuyo significado es huevo, es el nombre del proyecto que Eduardo diseñó. Éste consiste en un conjunto de objetos impresos en 3D en donde las novedosas aplicaciones tecnológicas trabajan en conjunto con la tradición japonesa del lacado.

8a566132366607.57a7a3a622acf

38de2432366607.57a7a3a6236af

 

 

 

En el país del sol naciente, Japón, antiguamente los objetos torneados en madera posteriormente eran cubiertos con laca Urushi, proceso que por su naturaleza restringía sus posibles variantes morfológicas. Ahora, con el uso de figuras impresas en 3D parece que ambos materiales han encontrado un equilibrio.

c0881a32366607.567dbfeab191e

d14ad932366607.567dbfeab2c17

08dacf32366607.567dbfeab648e

15cd4132366607.567dbfeab525c

55f33532366607.567dbfeab3f66

 

Tamago está diseñado para poder ser utilizado tanto en la tradición mexicana como en la japonesa. Las porciones del tequila o del sake comúnmente se sirven más o menos igual. El plato de acompañamiento puede ser utilizado ya sea para limón y sal, o bien, para los pequeños aperitivos que usualmente se encuentran en el Izakaya (bares japoneses).

3d46e632366607.57a7a3a6211ab

La mezcolanza cultural siempre tiene resultados muy interesantes que nos ayudarán a expandir nuestra perspectiva sobre la vida y sus fenómenos, y a comprender que siempre habrá más allá de lo que podemos ver.

 

Texto por Isaac Cruz.

Recommended Posts