shepard-fairey-andrc3a9-the-giant-has-a-posse-sticker

 Con este texto comienzo una exploración alrededor del diseño gráfico, la ilustración, la pintura y el street art. Hay gente que, creo, es importante, conocidos o no tanto, artistas que me gustan y han sido influencia.

 Sin pretender un examen exhaustivo ni una crítica minuciosa, comentaré el trabajo de algunos artistas. En alguno me detendré para indagar en su trabajo, o hacer alguna pequeña entrevista.

 Me tocó ver el surgimiento de un tipo de expresión ahora casi agotado visualmente: el diseño, impresión y distribución de las calcas, y en otro sentido y no tan desgastado, el esténcil.

 A mediados de los 90’s un joven llamado Shepard Fairey desarrolló una idea para explotar la oferta visual y propagandística de su entorno y su época. Lo que empezó como un experimento para que la gente se sintiera sorprendida por una imagen que no tenia mucho que ver con su entorno, pronto se convirtió en un fenómeno global y de culto. Ahora el experimento es una marca y concepto, que genera grandes ganancias.

img_5481

En México la propaganda llegó a invadir la calle y los objetos, después los aparadores y las tiendas. NitroPress editó dos planillas de calcas en las que se incluía trabajos, entre otros de Shepard Fairey y de otro artista y diseñador Dave Kinsey, del que hablaré en otra entrega. Más adelante apareció el trabajo coordinado por Pepe Rojo y Deyanira Torres, “Tú no existes“, serie de calcas anti-propagandísticas.

 Tras eso, la fiebre. Todo espacio se volvió un lugar idóneo para pegar cualquiera de las miles de propuestas que surgieron a raíz de esto. Copias de Obey, calcas hechas por artistas y diseñadores con conceptos muy buenos, copias de las copias. Incluso -con indeterminada suerte- yo mismo realicé una serie llamada “Fast Food”.

faireyorwell

Shepard Fairey se convirtió en una especie de “rockstar” de la gráfica y el diseño. Su trabajo ha evolucionado y continúa haciéndolo, sin perder el discurso de sus inicios: crear antipropaganda que impacte al espectador, sacarlo de su zona de confort, crear en él una interrogante del por qué una calca, un cartel o un enorme mural que no anuncia nada, solo la belleza de la imagen, se encuentra donde solía estar el anuncio publicitario de alguna marca comercial global.

Por: Jorge Arriola

the-black-keys-shepard-fairey-design

 

2008-0602-SF-Obeyclothing

 

No Hay Más Artículos