Joan Cornellà hace ilustraciones, Joan Cornellà hace humor, Joan Cornellà es ese amigo del grupo que, cuando cuenta chistes, no sabes si reírte o llorar. Su trabajo es básicamente lo más extraño que vas a encontrarte en el día pero lo juro, es humor.

La primera vez que me topé con el trabajo del español no pude dejar de verlo, pasé horas riendo (sí, lo siento) con todas sus ocurrencias, cosas que ni en mis peores pesadilla (o mal viajes de aburrimiento) me pude haber imaginado. Es justo decir que cuando le cuentas a un amigo sobre estas puede decirte “ay sí, ¿tan mal están?”, la única manera de juzgar a Joan es verlas por ti mismo.

Las ilustraciones de Cornellà, a pesar de todo, son inteligentes, que alguien me diga que no son una parodia a la violencia diaria que vivimos, digo, es gracioso que nos sorprendamos por sangre en caricaturas y no por el noticiero de la noche. Valen la pena porque están pensadas y diseñadas específicamente para el propósito del autor: convertir la violencia en una tira cómica en un arte.

Aunque, claro, la incomodidad que los paneles de Cornellà causan en sus espectadores tiene más que ver con el hecho de que parecen salidos de un cómic o de una revista para niños, como ya se ha comentado en otras publicaciones acerca del ilustrador. Sus colores también son infantiles, así como el estilo que ha adoptado para representar a sus macabros personajes.

Joan Cornellà es todo el sarcasmo, la violencia, y las caricaturas inteligentes en una sola persona. Somos miles sus fans, los que esperan por una nueva entrega del máster del cómic sádico. Prepárate para poner tu mejor cara de “wtf” de la semana.

Recommended Posts