El ojo de quien ama la fotografía tiene la increíble  capacidad de cambiar la cotidianidad en algo completamente fascinante, fotógrafas y fotógrafos logran que nuestra atención se centre en algún instante del pasado.

Zsolt Hinka es un fotógrafo de Budapest, Hungría, quien aprovechó de muy buena manera su ojo transformador para crear su serie Station. Ésta, como lo dice su nombre, se desarrolló dentro de una estación de metro. Zsolt quiso dejar un registro para demostrar las diversas facetas que puede tener un sólo espacio.

Hlinka Photo

Exponer la quietud, el movimiento, el dinamismo,lo efímero y lo permanente , y quererlo perpetuar a través de la fotografía. Revelarnos que inclusive en lo más ordinario existen los detalles más asombrosos.

32214eac3f268df3695dcbc0728c4207

 

 

Hinka tuvo más que presente el provecho que podía sacar del subterráneo poniéndolo bajo su lente. Simetrías, contrastes en los colores y materiales, el juego  de luces, barridos y más son elementos que forman parte de la composición de cada una de las fotografías de Station.

 

25a2c76e84241077f5bab1061b77d61f

 

 

<<Viendo la serie de fotografías Station, serás capaz de sentir mejor: Ni el momento existe sin la permanencia, ni tampoco la permanencia sin el momento.>> (Hinka, 2015)

 

a0b80632e733b8d815c9d482c295a66b

 

 

Una interesante perspectiva y reflexión sobre lo ordinario hecho extraordinario, y lo fugaz hecho eterno con el disparo de una cámara.

 

Texto por Isaac Cruz.

 

Recommended Posts