El diseñador industrial Davide G Aquini (Padova, Italia) dejándose llevar por el más inherente deseo de cualquier creativa o creativo: extraer del ser nuestras más profundas inquietudes y materializarlas de alguna manera; desarrolló una colección de lámparas en donde la experimentación parece ser el concepto que conjunta y envuelve a la idea de este diseñador, proporcionándole una marcada identidad.

The Macarons, como ya mencioné, consiste en una colección de lámparas cuya forma está compuesta de una base hecha con madera “tulipwood” estadounidense, y pantallas con patrones y texturas impresas en ellas.

3fedac21483427.56302046a4c7b

 

El juego de patrones repetitivos, para las pantallas, y el color añadido a la base puede proyectar una imagen divertida, explosiva, dinámica y hasta armoniosa.

 

8f5faf25339921.563440a29d709

 

Pensando detenidamente, cuando una lámpara está encendida, por ser el único punto que emana luz, automáticamente se convierte en el centro de atención de toda habitación bañada por su tenue color cálido o frío.  Aquini al crear esta colección, acentúa aún más la carga visual que en ese momento adquiere el objeto, convirtiéndolo en una especie de hito para la habitación entera.

 

40a6bc25339921.5634410d9fc11

 

2d451321483427.56302046cd017

 

Como describe David, en el corazón de este proyecto está presente el concepto de “serie industrial diversificada” , idea que se ha estado viendo plasmada en los objetos creados por muchos jóvenes diseñadores y diseñadoras, y en muchas fábricas italianas. Esto, añade, es lo que convierte a The Macarons en un producto flexible, adaptable, versátil y atractivo.

 

f1302825339921.5634410daa6de

7c130a21483427.56302046ecffb

 

La versatilidad que este producto tiene se aprecia en las pantallas, ya que sus diseños están abiertos a ser cambiados conforme al gusto de cualquier persona que la adquiera y a las tendencias actuales.

c2d43121483427.56302046f3660

57a1b021483427.563020470416b


 

Sin duda, éste podría ser el objeto ideal para darle otra chispa a nuestras habitaciones.

 

Texto por: Isaac Cruz.

Recommended Posts