Me he topado con una historia que no te puedes perder, si, tú. Sé que te gusta la melancolía y andas con un terrible mal de amores, que desde hace seis meses andas con el moco flojo. Te advierto: Esto te va a arder…pero te va a gustar.

En el marco de la Cuarta Feria del Libro Independiente, pude toparme con una editorial (Almadía) que además de buenos títulos, tiene esta novela no apta para cursis: Juárez Whiskey. Su autor, César Silva Márquez me concedió una charla. Esto fue lo que ocurrió:

¿QUÉ TE MOTIVÓ A ESCRIBIR ESTE LIBRO?

Se me ocurre la historia un día que estoy en mi casa, en mi estudio, y prendo la computadora, me sirvo un whisky y pienso: a mi me gustaría que así empezara una novela. Y yo pienso que Carlos funciona bien porque su novia lo dejó hace seis meses. Me gusta la melancolía, no hay nada más melancólico que un chavo deprimido y que le guste el Whiskey, entonces dije: de aquí me agarro, y comencé a formular los personajes, a ver quiénes iban a interactuar con él.

Belinda es un personaje importante para la novela porque es el contrapunto, sin ella, todo estaría muy estático.

El objeto del deseo es la dentista, de alguna manera la motivación para que Carlos salga de ese embrollo.

Por otro lado, Blanca me interesa mucho porque nos reafirma que Carlos está deprimido y que no va a salir de su atolladero, ni aunque le rompa los vidrios o mate gatos, o lo que tenga que hacer la mujer por celos.

Así se me ocurrió. Así fue.

Imagen 7

¿HAY UNA HISTORIA DETRÁS DE JUÁREZ WHISKEY?

Hay muchas historias en las que me basé. Todas son reales, pero de ahí se va a la ficción completamente. Por ejemplo la historia de Mickey Rourke. sabemos que él fue boxeador y que le fue muy mal, y la historia que se cuenta del padre que enfrenta al malhechor que golpeó a  su hijo es real, pero es de un amigo, entonces yo digo: ¿cómo puede funcionar esta historia tan buena? y las uno, la realidad de uno y otro, las pego y hacen esta pequeña historia.

Una historia que si es ficción en su totalidad es la de Janis Joplin y Javier Solís, una que es verdadera es la del perrito, le pasó a un amigo mío y le pasó muchos, muchos años atrás y esta es una manera de decir que Carlos quiere ayudar pero no puede y le pasa lo que le pasa al cachorrito. y pues más o menos por ahí va la historia.

EN LA CRÍTICA QUE HACE PAULET ORTIZ VIGUERAS, DONDE MENCIONA LA TÉCNICA UTILIZADA EN TUS OBRAS: METAFICCIÓN, UN RECUENTO DE HISTORIAS INVENTADAS, RECUERDOS PRESTADOS Y ROBADOS ¿CUÁL DIRÍAS QUE ES LA VERDADERA FÓRMULA PARA TUS OBRAS LITERARIAS?

¡Órale! ¿eso dice? Pues si, mira, Phillip Roth es un autor que yo admiro mucho, y él hace ficción sobre la ficción, por ejemplo, hay una novela que se llama La mancha humana, donde un maestro se le acerca y le dice: oye, quiero que cuentes mi historia… Y empieza a contar su historia pero de pronto Phillip Roth, o el personaje, cuenta cosas muy privadas, como cuando están en la cama por ejemplo, y tú dices: eso no se lo contó nadie, o sea, cómo le hace para lograr eso ¿no? Pues está mintiendo, es una historia de mentiras y eso es lo que me gusta a mí.

Entonces son: recuerdos, invenciones, agarro de aquí, agarro de allá y tomo retazos y hago una colcha o una cobija.

DEJANDO DE LADO A LOS LECTORES ¿QUÉ TAN DIFÍCIL ES, COMO ESCRITOR, LIDIAR CON LO PLASMADO EN UN LIBRO ANTE LA CRÍTICA POR PARTE DE FAMILIARES, AMIGOS Y PAREJA?

No lidias con eso, no te metes en ese rollo. No tiene nada que ver, de pronto a mi me da vergüenza cuando ya sale el libro y de hablar de las cosas que hablo, pero cuando estoy trabajando el la novela ni siquiera pienso en lo que van a decir porque si no, no escribiría nada, porque mis prejuicios no son los tuyos, entonces, a la mejor algo que tu lees fuerte en la novela dices: esto le va a hacer ruido a la mamá de César Silva, a la mejor eso no es lo que yo pienso que le va a hacer ruido a mi madre y al mismo tiempo, lo que yo pienso que verá mal mi madre, ella no lo ve mal.

Imagen 4

¿QUÉ RECOMENDACIÓN LITERARIA DARÍA A LOS LECTORES?

No leer porque se tiene que leer, lean porque quieren leer, el chiste es acercarte a la lectura y que le permitas que crezca en tí y hacerte un lector ávido con el tiempo, que le encuentres el sabor, es como un buen vino, sabes que es bueno cuando constantemente estás probando, bueno, pues lo mismo aquí.

No me queda más que agradecer a Almadía y a César esta entrevista, así como recomendar ampliamente la novela a mi querido lector insomne y deprimido a quien le receto esta botella pa´beberla completita.

No Hay Más Artículos