Para comenzar ¿Podrías hablarnos un poco de ti?

Mi nombre es Saulo Blanco García, nací en Azcapotzalco D.F. Actualmente vivo en el Estado de México. Soy un apasionado de las artes, pero en especial de la imagen fotográfica.

Soy recién egresado de la carrera en Diseño y Comunicación Visual, y realizo trabajo autoral, a la par de mi trabajo como freelance para diferentes instancias como son el Instituto Nacional de Bellas Artes, además de grupos de danza y clientes privados.

¿Cómo surge tu interés por la fotografía?

La experiencia de tener una cámara en mis manos me marco para siempre, ya que desde el primer momento ame el acto de capturar la “realidad” es decir hacer clic. De esta forma lo más natural fue involucrar a la fotografía como parte integral de mi vida, y por consecuencia estudiar más a fondo esta disciplina.

¿Cómo ha sido tu desarrollo en la fotografía?

De niño tenia una pequeña cámara de plástico de 35mm, la cual más adelante cambió por una digital de 2 mega-pixeles.

Años más tarde, entre a un pequeño taller de fotografía digital; eso me llevo a estudiar Diseño y Comunicación Visual en la UNAM, y regresar a la fotografía análoga y compaginarlo con la fotografía digital, pero ya con una conciencia diferente.

Posteriormente con cursos y talleres en diferentes escuelas como AAVI, Taller Panóptico, y Gimnasio de Arte, me he especializado técnica y conceptualmente, para así poder desarrollar un discurso artístico y autoral, a la par de mi producción comercial.

Mi trabajo me ha llevado a ganar menciones honoríficas en diversas convocatorias, como son: concurso fotográfico Mega-ofrenda C.U. en los años del 2009, y 2010, Más allá de las texturas UNAM, y la publicación de mi obra autoral como: foto-agenda rendija 2011, Décimo Segundo Festival Universitario de Día de Muertos: Homenaje a Edgar Allan Poe, UNAM 2009 y Décimo tercer festival universitario de día de muertos: Por los siglos de los siglos, UNAM 2010.

En el plano comercial mi trabajo ha sido publicado en revistas como Le Pays de Mons Tourisme Info Belgica, revista dedicada al turismo en el país de Bélgica.

Háblanos un poco de tu serie “transgénicos” ¿Qué mensaje le quieres transmitir al espectador que ve la serie?

El hilo conductor de la serie “transgénicos” es el problema alimenticio en el ser humano, del cual derivan diversas problemáticas como son: escasez, encarecimiento, comida chatarra, desnutrición, etc. De esta forma por medio de la ficción y la fantasía construí alimentos en los cuales se fusiona lo animal y lo vegetal, para dar como resultado una nueva serie de alimentos.

Nombre a la serie “Transgénicos”, para poder dirigir el discurso hacia los problemas éticos, y de salud, los cuales giran entorno a la posible manipulación genética como una solución ante la problemática cada vez más preocupante sobre la producción de comida en el mundo.

Sin embargo, tengo que resaltar que varias personas me han hecho diversos comentarios, según su forma de pensar y de abordar las imágenes; y considero que parte del arte se trata de eso, dejar un diálogo abierto entre la obra y el espectador.

 

¿De la serie “transgenicos” ¿Tienes alguna que consideres favorita o que tenga algún valor extra a las demás? ¿Por qué?

Si, es: Untitled #5. Es mi preferida de la serie, ya que fue la primera que visualice y realice, también por que tuve algunos problemas en su realización, además es la que más me agrada visualmente por las formas que generan los diversos elementos presentes en la imagen, así como la textura que genera la luz en contacto con la materia.

¿Qué otras pasiones artísticas te invaden?

Llevo practicando danza folklórica alrededor de unos 9 años; también me gusta mucho el cine he pensado en prepararme más para poder experimentar esta disciplina.

¿Tienes algunos ejercicios para estimular tu creatividad?

Considero que el mejor ejercicio para estimular la creatividad es producir, es decir hacer, deshacer, equivocarse, volver a empezar, hasta encontrar resultados que sean realmente buenos.

Otra cosa de vital importancia es escribir sobre tu propia obra, ya que así vas plasmando tus ideas y no se te olvidan, además que va dirigiendo tu producción hacia algo en concreto.

¿Qué consideras que sea tu mayor fuente de inspiración? Y ¿Por qué?

Mi mayor fuente de inspiración son las vivencias propias, la cultura con la que me he formado, los maestros que  han estado presente en mi educación, así como ver y apreciar obras no solo de fotógrafos, si no también de distintos artistas visuales: pintores, dibujantes, diseñadores, grabadores, realizadores de cine, etc.

 Palabras finales. Algún mensaje que quieras mandar a quienes estén interesados en iniciarse como fotógrafos?

Que trabajen y nunca se desanimen, ya que hay mucha competencia leal y desleal, desde personas muy preparadas y con mucha experiencia y un trabajo increíble, hasta personas que creen que por tener una réflex ya son fotógrafos.

También les aconsejo que se preparen lo más que puedan, nunca malbaraten su trabajo, y sobre todo que tengan mucha fe en su trabajo ya que el mejor crítico de sus imágenes siempre será uno mismo.

No Hay Más Artículos