Jaqueline Larsen es una artista multidisciplinar de 24 años originaria de Necochea. En la actualidad se encuentra estudiando la carrera de profesorado en la Escuela de Artes Visuales Martin A. Malharro en la ciudad de Mar del Plata. En 2011 terminó sus estudios de Técnico superior de Estilismo e Indumentaria en la escuela de Arte San Telmo en Málaga (España).

Fue en 2013 cuando realizó su primera exposición individual (tanto pintura como fotografía) en Resto Bar Borghesi de Mar del Plata además de haber realizado otras exhibiciones colectivas en el ámbito escolar. A raíz de dicha muestra fue seleccionada por la Galería de Arte Virtual de Fares Taie (institución médica marplatense).

Colaboró en varios números de un poemario online sobre las mujeres de Ciudad Juárez y recientemente ha inaugurado otra exposición del mismo carácter en su ciudad natal, la cual todavía se puede visitar.

00

¿Cuándo y cómo empezó tu interés en el mundo del arte?

Mi interés en el mundo del arte lleva conmigo desde incluso antes de tener memoria. Desde muy chica encontré en el papel y el lápiz un acompañante permanente… Con el pasar de los años, siempre de manera autodidacta seguí ahondando en el dibujo y la pintura, pero fue en la Escuela de Arte San Telmo de Málaga cuando aprendí lo básico que hay que saber y a partir de ahí pude perfeccionarme en lo que hago, conocí el placer de aprender nuevas técnicas, de observar mi entorno, el cuerpo humano, de entender cómo se articula, y cómo puede ser dotado de sentido para poder expresar mis emociones, pensamientos, inquietudes…

Más tarde alguien puso en mis manos una cámara y desde ahí me enamoré de ella y me posibilitó otro medio de expresión un poco más inmediato que el dibujo y la pintura.

01

Viendo tu trabajo, he observado que en cualquiera de las disciplinas que practicas, los temas que sobresalen son la mujer y la naturaleza, ¿a que se debe?

Mi interés por el cuerpo humano estuvo siempre presente, me di cuenta muchos años después de que desde chica observaba muchísimo a las personas, los rasgos, las manos, la postura… y mentalmente corregía los rasgos que me resultaban molestos. Ahora que lo pienso suena muy mal, pero es lo que despertó en mí un interés en el cuerpo humano como una suma de detalles.

El tema de la naturaleza que siempre hace acto de presencia en mi obra, en un principio fue inconsciente. En el año 2012 tuve problemas de salud que desembocaron en una operación que si bien no es complicada, para mi supuso un antes y un después en prácticamente todos los aspectos de mi vida. Después de operarme de cáncer de tiroides hubo un lapso de tiempo que no estuve medicada y esto me repercutía física y emocionalmente. Estuve mucho tiempo encerrada en mi casa, en hospitales, haciendo estudios, tratamientos… y sentí una necesidad de escapar de esos ambientes tan cerrados, me percaté que sólo encontraba la paz cuando agarraba la bici y me iba a la playa, cuando me adentraba en el parque, entre los árboles, me sentaba y simplemente observaba todo.

Desde ahí mi obra empezó a presentar tímidamente elementos naturales a las figuras femeninas que siempre realizaba o retrataba. Después decidí ahondar en eso y a partir de ahí fue intencional trabajar con esos elementos, como una manera de transmitir esa paz tan ansiada que pude encontrar y relacionarla con mis estados de ánimo, y supongo que también dar un cierre a una etapa complicada de mi vida.

02

¿Sientes predilección por alguno de los campos en que te mueves (pintura, ilustración, fotografía)?

Amo las tres, tengo etapas en las que me bloqueo en una y paso a la otra, la resuelvo y puedo volver a la anterior, eso me gratifica mucho porque tengo muchas posibilidades de hacer catarsis.
A veces siento que debería destacar más en pintura por ejemplo, y sin embargo la fotografía me satisface más, y otras veces no encuentro la manera de conseguir una foto que me llene y vuelvo a la pintura, centrándome en aspectos que en esa disciplina resulta más interesante tratar. También tiene que ver con que soy muy autoexigente y perfeccionista, lo cual muchas veces me juega en contra.

03

¿Cuales son tus fuentes de inspiración y tus referentes?

Me ayuda mucho observar trabajos de otros artistas, conocer gente nueva, lo cual supone rasgos diferentes a los que acostumbro a retratar y eso me ayuda a visualizar escenas, también la música o ver películas. Todo tipo de expresión artística y a veces las cosas más normales del día a día.

En realidad, referentes tengo varios, pero no me centro en ninguno en particular. En fotografía admiro mucho los artistas que retratan detalles simples, como partes del cuerpo o lugares, sin añadir elementos con Photoshop. Pero a la vez también me gusta una buena edición sin que se convierta en algo excesivamente teatral y antinatural. Eso es lo que intento hacer con mi trabajo.

04

¿Qué esperas transmitir al observador con tu trabajo? ¿Tienes alguna obra favorita?

Lo que intento transmitir es cualquier emoción, la que sea. Me gusta que cada persona interprete lo que quiera, sin sentirse demasiado influenciado o persuadido. Por eso me gusta tanto cuando la gente comenta mis fotos en Flickr o Facebook, provocar que tengan algo que decir al respecto es muy gratificante para mí, porque supone que el espectador salga de un posicionamiento pasivo frente a lo que ve y lo impulsa a expresarse a la vez.

La mayoría de mis trabajos que más me gustan suelen ser los menos populares, eso me da mucho que pensar y también es algo que me condiciona, porque me lleva a veces a hacer fotos para los demás y no para mí. Ahí es cuando me pongo freno y arranco de nuevo intentando ser fiel a mis intereses, de esa manera lo que ofrezco pienso que es más sincero.

05

Por último, unas palabras que quieras dedicar a nuestros lectores.

Quisiera hacer llegar a la gente mi agradecimiento, por el apoyo, porque todavía me veo como una artista en formación, todavía no artista completa, con mucho que aprender, con mucha suerte de dar con personas que consideran que mi obra es digna de ser conocida.

Invito a todo aquél que tenga una pasión, a dedicarse a ella, y sobre todo a hacerlo por uno mismo, que si les pasa como a veces me pasa a mí, y se percatan de que empiezan a producir pensando en quienes lo van a recibir y adaptándose a los gustos de los demás, se den el tiempo de reflexionar y conectar de nuevo con lo que los impulsó en primer lugar a pintar, dibujar, o fotografiar. Veo en redes sociales muchos artistas que no tienen gran repercusión que son increíbles, y muchos otros que tienen millones de seguidores y son meros reproductores de algo que vieron en otro lugar, que no responde a algo personal sino más bien a una producción en masa en base a la demanda popular.

Lejos de ser una crítica, sólo intento fomentar la expresión de cada persona como individuo irrepetible, creo que es una manera mucho más honesta de promover el arte. También gracias a la revista por tenerme en cuenta, siempre es un honor contar con estas posibilidades!

Para ver más sobre la obra de Jaqueline: Flickr y Facebook

06

Entrevista por: María Hernández

No Hay Más Artículos