Este artista visual colombiano deja huella en sus ilustraciones y pinturas, con un sentido  de delicadeza y de interiorización en la belleza de los sueños y  la realidad, ahora le apuesta al arte en todas sus facetas.

Durante su trayectoria, Jose Rosero ha realizado ilustraciones para varias publicaciones y sus series han ganado distintos reconocimientos. También hace parte del Congreso Internacional de la Ilustración y actualmente es el director de Casa Tinta, sitio dedicado exclusivamente a la ilustración que se encuentra ubicado en la ciudad de Bogotá.

naufragio

Su trabajo visual parece ser sacado de los sueños, el artista aporta en sus imágenes una imaginación desbordante, inusual, que a la larga, el inconsciente humano crea y que quisiera realizar. Su concepto, aunque no en su mayoría se basa en ese surrealismo aplicado en esta era tecnológica, de esta manera, pone un concepto válido, los detonantes visuales para dejar su trabajo abierto a la imaginación del espectador.

Su reciente trabajo se basa en la historia de una mujer bogotana que camina por el barrio La Soledad con vestidos hechos  de plástico y cabuya.  Jose Rosero estuvo detrás de ella durante un tiempo tomándole fotografías y concluye que ella es una persona que estaba aparte del mundo real y normal. A partir de esta historia crea un libro titulado Clarice era una reina publicado en España por la editorial Lóguez.

clarice

Esto fue lo que el artista Jose Rosero habló sobre su trayectoria y trabajo artístico para Inkult Magazine:

¿Cómo llego el arte a su vida?

Cuando era niño era muy inquieto, muy difícil de controlar, entonces recuerdo que mi abuela me entregó unas hojas que tenían unos dibujos en línea muy básicos  y para controlarme me hacía copiarlos. Me acuerdo que eran dibujos de japonesitas, de leones, unos elefantes y yo me la pasaba horas dibujando eso. Dejé por un lado el dibujo y me dediqué a la música y después volví  otra vez al dibujo porque mis manos crecieron y el piano se volvió pequeño.

Recuerdo que  mi primer trabajo artístico iba a hacer un paisaje compuesto por el mar, la arena y unas palmeras. Me quedó muy mal, entonces yo lo que hice fue voltearlo, era horizontal y lo puse vertical y el agua parecía una cascada, entonces la volví cascada y le dibujé un personaje todo surrealista en la mitad y quedó bien, muy colorido. Eso lo hice como a los quince años, es una porquería ahora que lo veo, pero en ese momento era como lo mejor que había logrado hasta el momento.

transmediación

Su trabajo con la pintura siempre ha estado presente, cuéntenos acerca de la serie titulada Detonantes en donde las imágenes parecen estar hechas de papel.

Esa serie arrancó en el 2008 más o menos porque yo estaba haciendo una serie de pinturas para un proyecto de tesis de grado que tenía. Fue a partir de la escena de un personaje caminando en la vida de un escritor, me acuerdo que el mundo del escritor eran papeles arrugados, entonces cuando hice ese ‘caminito’ de papeles arrugados, dije: ¡oiga!, está interesante, me gusta mucho lo que se puede ver en un papel arrugado que uno no ve sino hasta después de que lo pinta.

Después  estaba hablando con una periodista y ella me decía que cuando tienen una idea muy básica tienen que vestir una nota, que vestir una nota era como llenarla de cuerpo la idea, entonces me pareció eso muy bonito y lo relacioné con los papeles arrugados, entonces arrugué un papel y le puse un vestido victoriano y gracias a eso arrancó la serie.

Se llama Detonantes  porque hay unas cosas que se laman los detonantes ópticos que son por ejemplo cuando tú miras las nubes y ves ‘ositos’, dragones y todo eso, o vez en la pared un manchón y el manchón parece ser otra cosa. Entonces yo empecé a hacer papeles arrugados para buscar los detonantes ópticos en la gente, porque la gente ve cosas en las cosas.

ofelia

 

musa 3

Actualmente es el director de Casa Tinta, cuéntenos cómo nace este espacio artístico.

Casa Tinta lleva dos años, es un proyecto de gestión exclusivamente y era un espacio que queríamos abrir hace mucho tiempo donde se pudiera exponer, hacer talleres, necesitábamos un sitio donde recibir a la gente cuando hacíamos el Congreso de Ilustración, un sitio también de reunión de amigos y de fiesta.

Al principio empezamos haciendo talleres de ilustración en un apartamento acá en la Soledad y los talleres empezaron a crecer y digamos que empezamos a necesitar más espacio. Esta casa le pertenece a un amigo y la había dejado abandonada, entonces yo le dije que la arreglara, le faltaba muy poquito para terminarla y me la prestaron, me la alquilaron.  Cuando vimos la casa dije, bueno ya tenemos un escenario de exhibición y un escenario para montar una tienda, para traer a la gente al Congreso de la Ilustración.

En ese momento yo no conocía muchas casas que hicieran lo mismo, había visto algunas que estaban flotando como para otras artes como las artes plásticas pero no para la ilustración como tal.

los sueños zodiacales

¿Admira a algún artista en particular?

Uno que se llama Shaun Tan, tiene un libro que se llama Emigrantes  que es una novela gráfica de cien páginas. Es muy certero a la hora de comunicar cosas y los cuentos que él tiene a través de la imagen y el texto son súper funcionales y están en pro de su concepto general. El libro es como su vida gira entorno a que es ser un extraño, que es ser un emigrante, porque Shoun Tan es un oriental que vive en Australia, entonces él siempre se ha sentido como un extranjero.  Es un súper pintor, un gran dibujante, y bueno, me fascina, cada vez que saca algo estoy pendiente de ello.

el taller del pintor 2.0

También ha participado en varias publicaciones haciendo ilustraciones. Hablando específicamente de la titulada El significado de los sueños en el 2009 y que ganó varias distinciones ¿cómo fue la realización de este trabajo?

Ese fue como el primer trabajo real que tuve con el periódico El Tiempo, tenía como cuatrocientas imágenes o trecientas imágenes una cosa así. Fue el primer libro como completo que me ha tocado hacer y fue un ejercicio de dibujo muy grande porque tenía que hacer de a tres o cuatro imágenes diarias y finalizadas, entonces me tocaba trabajar muy duro, pero a la vez gracias a ese libro fue que  pude pulir mucho la parte técnica y conceptual, porque me tocaba sacar conceptos muy rápido y me pasaban capítulos de un día para otro, tenía que hacer como unas veinte imágenes por capítulo.

Al final tuve un compilado de imágenes que detonan muchas cosas, incluso ahora revisándolas me parecen muy fuertes, muy bien hechas en un sentido conceptual. Técnicamente les falta mucho y las repetiría todas si pudiera, pero conceptualmente creo que se logró un buen nivel entonces si fue un libro muy importante.

sueños eróticos

letras soñadas

 

la densidad de lo urgente

 

cortejo

Este artista colombiano no sólo se ha involucrado en las artes visuales, actualmente tiene proyectos de gestión cultural y de danza contemporánea. Respecto a la ilustración lanzará en este año una exposición dedicada a su libro Clarice era una reina, y  a su vez, finalizará dos libros de ilustración relacionados con sus experiencias en Bogotá. Por su parte, terminará la serie de pintura Detonantes para el otro año que contará con alrededor de veinte pinturas más.

Para más información sobre este artista: http://www.joserosero.com/index.html

Texto por Sandra Fernández

No Hay Más Artículos