Su trabajo artístico propone una nueva manera de construir la realidad a través del cuerpo humano, se fija en el retrato fotográfico para reflejar artísticamente una nueva reconstrucción a través de pequeños elementos.

Esta artista colombiana se ha fijado en la fotografía como elemento próximo para la elaboración de su arte. Su conocimiento empieza con estudios en artes plásticas en la Universidad Nacional de Colombia, posteriormente inicia en España un máster en fotografía. Esta cercanía con este tipo de arte viene de su padre quien es fotógrafo, Diana Beltrán logra combinar el fascinante mundo del arte con la fotografía creando piezas únicas con un sentido de interiorización personal.

De ahí su forma de aglutinar a su trabajo elementos que enriquecen un concepto basado en la reconstrucción de la realidad a partir de una introspección. Su primer trabajo con la imagen titulado “Carne”, dio a conocer la manera de volver a construir el mismo cuerpo humano (a excepción del rostro) con diferentes proporciones; la imagen es modificada totalmente para dar un nuevo concepto: “era una forma de volver al cuerpo objeto, deja de ser un cuerpo y se convierte en la materia básica que es la carne” dice la artista.

Este descubrimiento la llevaría realizar una exploración más a fondo que incluiría el rostro y el alfiler como principales  cualidades. Es así que realiza dos series inspiradas en el trabajo fotográfico de fragmentación, una unión que se realiza con alfileres para así construir de nuevo la imagen. Puntos suspendidos y líneas suspendidas” conforman este grandioso trabajo artístico que requiere de disposición y de un gran  privilegio para crear.

detalle7

Diana Beltrán inspirada en el trabajo artístico de David Hockney y del pintor Francis Bacon, recalca que su interés en la fotografía es no mostrar aquello que vemos directamente con nuestros ojos, sino de alguna forma destruir esa realidad para construir otra. Por esta razón sus imágenes se convierten en algo impactante y de indagación para el espectador; desde su trabajo con las hojas de contacto fotográfico en donde involucra la formación del rostro (serie contacto), pasando por el aspecto de un rostro que no finge en su serie colgados, en la que toma las expresiones de personas colgadas al revés; y terminando por  la conformación de pequeñas piezas construyendo una nueva cara en sus últimas series con alfileres.

puntosVII

Esta artista plástica conversó con Inkult Magazine para describir de manera detallada su trabajo relacionado con el arte y la fotografía:

¿Qué le llamó la atención del retrato?

Hay algo que se llama prosopagnosia que es la incapacidad de reconocer los rostros, yo creo que tengo un poco de eso y creo  que de alguna forma inconsciente eso se ha visto en mi trabajo y hasta ahora lo vengo a descubrir.

Esa constante construcción y deconstrucción del rostro se refleja en mis series; en la que es a partir de los puntos (Puntos suspendidos) y  en la que existe un corte del rostro a partir de las líneas de expresión y la forma (líneas suspendidas). Es una investigación dentro del rostro mismo, analizar cómo está construido y como lo puedo volver a construir.

Algo que caracteriza su trabajo es que se basa en los fragmentos…

Todo el tiempo estoy destruyendo y tratando de  construir algo que no sea evidente a los ojos. Yo creo que un poco la misión del arte es mostrar algo que a la gente le sorprenda y que no haya visto antes. Hice un trabajo con hojas de contacto fotográficas  en donde empecé a trabajar con los rostros que era como quitar la piel y aplanar esa tridimensionalidad, siempre jugando con lo tridimensional.

contacto I

¿Cómo empiezas a trabajar con los alfileres?

El alfiler me permitió expresar por un lado esa parte de dolor y por otro lado explorarlo como el objeto preciso para poder despegarme de lo plano que me permitía separar del fondo, es muy pulcro y a mí me interesa que la obra sea tanto bonita estéticamente como en el concepto, tiene que ser una cosa que vaya conjunta.

¿Qué significa para usted el retrato?

El retrato es identidad, es sin duda la proyección del interior y de lo que se ha vivido, todo eso creo que se expresa en las líneas de expresión en tu rostro, para mí el retrato es una historia de vida que tu logras capturar de ciertas emociones muy puntuales en la fotografía.

dipticoVII

¿Cuáles son los elementos más valiosos a hora de fotografiar?

Los ojos. Yo los contactos los empiezo a construir a partir de los ojos, cuando yo busco el foco a la cámara siempre busco los ojos. Son como bien dicen la ventana del alma, los ojos expresan tu ser más interno y no mienten. Precisamente estoy construyendo un trabajo que sólo es sobre los ojos.

¿Cómo define su arte fotográfico?

Técnicamente es un ensamblaje, es una construcción. Yo creo que mi trabajo es una autoexploración porque en todo proceso artístico hay impregnado algo del artista y sobre todo si se trata de un artista femenino, creo que somos las que más nos comprometemos emocionalmente con nuestro trabajo artístico, siempre es algo que sale de adentro y se representa en la imagen.

 

01 diptico detalle2

02 diptico II

02 punto II

detalle3

pequeños puntos VII

puntosXII

grito

 

puntosXIV

 

05 pequeñas lineas III trio

Para mayor información sobre la artista ingresar a: http://www.dianabeltran.com/

Texto por Sandra Fernández

Recommended Posts