A pesar de que el dibujo se realiza en una superficie, este artista colombiano logra llevarlo a la tridimensionalidad explorando todos los saberes del dibujo relacionadas con el cuerpo.

“En polvo eres y polvo te convertirás”, así Andrés Layos referencia su trabajo con el dibujo. El grafito hecho polvo empieza a cobrar vida y toma la forma de un cuerpo humano basado en la realidad, pero algo incompleto, como si estuviera en proceso de construcción, el artista aprovecha la textura de esta técnica para realizar una analogía entre el polvo, la vida y la muerte. Se desvanece y se origina; el cuerpo se transforma a blanco y negro en sus obras, sus facciones son mudas, habilitando la posibilidad de caer y volver a levantarse.

“El cuerpo, es cuerpo… es algo muy etéreo que finalmente es polvo”, comenta Layos. Sus dibujos realistas cobran otra dimensión, los restos del material en el que fueron hechos aparecen conformando la mitad del cuerpo, ya no se trata de un dibujo realista, sino de una instalación basada y hecha para entender que el dibujo puede aparecerse también en la escultura.

La exploración hacia el dibujo se convierte en la tesis artística del colombiano Andres Layos, de esta manera encuentra varias vertientes para expresar emociones, realidades y pensamientos a través del dibujo, incluyendo en sus obras una mirada completa a lo que representa el dibujo. Con esta idea, se realiza la exposición ‘Transmutaciones’ en Sketch Galería de la ciudad de Bogotá; 12 piezas entre dibujos, intervenciones en grafito y escultura que refleja cuerpos incompletos, cuerpos que vuelven a formarse con el polvo.

13090749_10209286587302095_856097034_o

Layos es un artista plástico que libró una batalla con la academia artística y con quienes percibían al dibujo como el boceto y parte inicial de una obra artística, su negación por tal hipótesis lo llevó a experimentar con el grafito en infinidades de formas hasta construir su actual proyecto. El dibujo no solamente está en el dominio técnico, tiene que transmitirte algo, te haga pensar y te haga sentir”. Dice el artista.

Andrés Layos habló con Inkult Magazine sobre su actual proyecto y su manera tan singular de interpretar el cuerpo a través del dibujo y esto fue lo que nos respondió:

¿Qué es lo que lo inspira en el momento de dibujar?

Siempre quise que mis imágenes dijeran algo y va ligado al contexto en el que me desarrollo, lo que me toca, lo que estoy sintiendo, ligado a  las emociones. Mi trabajo es autorreferencial y quiero que esas emociones se vuelvan el reflejo de las otras personas.

Mi obra no solamente se referencia a la muerte, sino también a ese renacer, entonces existe esa dualidad porque una persona que está totalmente vivo se está construyendo, se está de-construyendo, está habitando un espacio.

El cuerpo humano de manera realista suele ser lo que más realiza usted en su trabajo ¿qué lo llevó a querer retratar el cuerpo humano y a realizar realismo?

Me encanta trabajar con el cuerpo humano, mi obra está hablando de cuerpos, de grafito, de  dibujo, entonces también se hace la relación de cuerpo como objeto. Hacen  una alusión a un cuerpo intervenido, como si el personaje estuviera hecho de roca. Los personajes tienen perforaciones, en la ropa y en la piel, como si fueran roca y esa es la metáfora.

DSC_0373

¿Por qué realiza esta idea de cuerpos acostados desvaneciéndose?

Hace un año estuve haciendo un proceso de retratar personas en el suelo, yo me encontraba mal emocionalmente y quería un estado de reposo y de tranquilidad, simplemente me acostaba en el suelo  a dibujar con la intención de que ese personaje que retrataba en el suelo pudiera levantarse. Ahí hubo una analogía con una frase cristiana que dice: “Polvo eres, polvo te convertirás”. Cuando yo estaba acostado, solamente me quería levantar pero yo tenía una carga encima que no me dejaba, entonces tomé la metáfora del polvo que no me dejaba levantar.

¿En qué consiste ‘transmutaciones’, su más reciente exposición que se presenta en Sketch galería?

Este concepto viene del hecho de que transforma el cuerpo y transmuta el que está construido. Aparecen los personajes en dibujo pero también están intervenidos con perforaciones con lo que están hechos. Me empecé a preguntar sobre los cuerpos y la escultura porque la idea de estas piezas es que yo pueda dibujar con ellas; es grafito y estoy dibujando con el cuerpo, es cuerpo… es algo muy etéreo que finalmente es polvo.

En esta exposición estoy tratando de volver con esos personajes que existen  desde lo ficticio en el plano bidimensional y transformarlos en  un objeto tridimensional. Digamos que este es el cuerpo del dibujo que en realidad es un poco literal, acá aparecen huesos, cosas más reales  pero es esa metáfora de que el dibujo tiene vida y está construida por el grafito, este es un esqueleto que tiene grafito.

grafito_2

13128714_10209286617142841_1463035539_o

¿Por qué vivir del arte?

Vivir del arte es una consecuencia, yo no busco vivir de ello pero es más una consecuencia y tiene que ver con tu trabajo y la disciplina. Si tu obra es buena, la consecuencia es el comercio, que el consumo nunca ha sido un ideal ni el comercio, sino que sólo es una consecuencia.

12342556_1571408083101044_3278557001160075915_n

1271290_1548624962046023_1244473775681783607_o

under_1

13091547_10209286587382097_280323752_o

13128595_10209286587342096_1614814586_o

11822904_1536081606633692_1207321989898614838_o

grafito_1

Texto por Sandra Fernández

Recommended Posts