Miriam Valle es una artista que trabaja con la fotografía y el dibujo. nació en Valladolid hace ya 25 años y ya desde niña se sintió atraída por el mundo del arte, lo que le llevó a estudiar Bellas Artes años después. Hoy nos habla sobre su trabajo fotográfico, donde nos muestra un universo natural y femenino.

¿Por qué escogiste la fotografía como medio de expresión?

Vengo de una formación multidisciplinar en la que nos enseñaban de todo un poco, aunque curiosamente apenas toqué la fotografía y la mayor parte lo hice por cuenta propia. Supongo que lo elegí cuando me di cuenta de que percibía cosas que necesitaba plasmar de algún modo. Con el paso del tiempo y a raíz de historias y sucesos que ocurren en la vida, mi mente empezó a construir imágenes, inconscientemente hechas ya fotografías, así que lo único que necesitaba era tener una cámara y hacerlas realidad.

00

Prácticamente la totalidad de tu trabajo fotográfico está disparado en clave baja, en horas de poca luz o escenas en las que la luz es sutil, escasa…¿por qué prefieres este tipo de iluminación?

Si, mi cámara y yo somos enemigas de la luz solar directa e intensa, esa luz provoca sombras y contrastes muy fuertes que normalmente no me ayudan a narrar lo que yo quiero. Prefiero una iluminación mucho más ténue, donde todo fluya y no haya ese tipo de contrastes, con una gama de colores mas fría propia de los minutos posteriores a la puesta del sol. Existe como una especie de rito en ese corto periodo de tiempo donde cada segundo es esencial y la luz es continuamente cambiante. Esta iluminación está estrechamente ligada a los temas y las emociones que intento expresar en mis imágenes.

01

Tu paleta de color se compone principalmente de tonos azules, verdes, amarillos, blanco y negro. Podríamos decir que usas colores fríos para crear tus imágenes. Cuéntanos por qué prefieres estos colores y no otros.

Si, es más o menos la paleta de colores que uso habitualmente. Tengo una fuerte atracción estética y emocional por los ambientes fríos y sombríos (que en ocasiones puedan ser rotos por un incidente cálido, para lo cual recurro a los tonos amarillos). Supongo que al igual que la iluminación, está unido a la historia que quiero transmitir con dicha imagen y a los elementos que aparecen en ella. Tanto la luz como los tonos mencionados me ayudan a crear un ambiente en el que me siento muy cómoda para darle un carácter en el que reina lo íntimo, la incertidumbre, lo melancólico o lo dramático contemplado desde su lado más bello e inspirador.

04

Háblanos un poco sobre como surgen las ideas para tu trabajo. ¿Cómo nacen tus fotografías y proyectos? ¿Qué te inspira?

La verdad es que hoy en día la inspiración está en todas partes. Me inspira todo lo que provoque altas dosis de emociones y sentimientos y un toque de algo perturbador (por qué no). El paisaje natural y los sucesos más emotivos que me ha dado la vida son grandes fuentes de inspiración. Al igual puedo encontrar inspiración en el arte en general (no solo en fotógrafos), en una secuencia cinematográfica, una frase o palabra, una melodía, un espacio, un objeto, un sentimiento…

Cuando quiero trabajar sobre un tema en concreto intento documentarme bastante (leer, observar, escribir, ver, dibujar, sentir… y siempre dejar un hueco a la improvisación). Hay una especie de estado contemplativo en la creación de una fotografía, simplemente aprovecho cada uno de los sentidos que tenemos y me pregunto como lo concibo en imagen, directamente vienen a mi mente una serie de imágenes sobre las cuales voy trabajando y puliendo para intentar transmitir de la mejor manera lo que quería (la mayoría de las veces no lo busco, sino que es a raíz de un suceso o una experiencia sensible que viene la imagen directamente a mí, yo simplemente la hago “realidad”).

02

Tus fotografías muestran mujeres en contacto con la naturaleza. ¿Qué pretendes transmitir al público?

Bueno, son mujeres porque la mayoría de las veces trabajo con el autorretrato, pero por supuesto que está implícito una reflexión sobre lo femenino por lo que me concierne como mujer. Son figuras femeninas que nos cuesta reconocer y que aparecen inmersas en el paisaje. El trasfondo general es la representación de la conexión del ser humano con la naturaleza, algo que cuando experimento en primera persona, con mi cuerpo y con mi mente, me hace sentir viva y tan natural y orgánica como lo que somos y de donde venimos y eso es registrado en una imagen frecuentemente con una historia añadida. Me interesa el paisaje no solamente como un elemento contemplativo sino también como metáfora de un lugar (casi hogar) recóndito y lleno de vida con una energía especial.

03

Por último, unas palabras que quieras dedicar a nuestros lectores.

Recordarle a la gente que es muy importante que hagan lo que realmente les apasione y les haga felices, que amen lo que hagan y que lo hagan con el corazón.

Para ver mas trabajos de Miriam visita su WEB y/o su FACEBOOK.

 

Entrevista por María Hernández.

No Hay Más Artículos