image

Imposible mencionar a los grandes talentos de Michoacán sin escuchar el nombre de Rodrigo Orozco. A cualquier persona que le preguntes te dará un comentario positivo y de asombro sobre su trabajo. ¿El porqué? Por que nadie hace nada parecido en Michoacán, no siquiera en México. Sus alcances han llegado al punto de generar el interés por su obra al grande Guillermo del Toro.
Su próxima exposición no sólo amplia su público, también celebra el triunfo de un artista Michoacano que ha logrado mucho sin presumir sobre su éxito. Sencillez ante todo. Carisma. Pero sobre todo ingenio. Cine, guión, maquillaje, pintura, escultura, animación, texto, en sus manos pasan herramientas como esperanzas en la ciudad. La sorpresa al ver sus obras expuestas es sólo comparable con probar un gaspacho después de años de no estar en el país. Un reencuentro tajante con la experiencia infantil del asombro. Eso es todo. Asombro puro. Talento puro.

1. Honestamente, sin formalidades, ¿qué es lo más exagerado que te has imaginado haciendo en tu carrera a futuro, digamos, unos veinte años?

R: Uy, estas preguntas son las que me gustan.
Yo vivo soñando y siempre he sido así. De niño me imaginaba haciendo figuras de Buzz Lightyear para que salieran en las películas. En una ocasión, mis papás tenían una televisión, muy grande, yo tendría unos 3 o 4 años y la abrí porque quería jugar y sujetar a los personajes de las caricaturas que veía.
Recuerdo mi decepción al tirarla y ver que por dentro sólo tenía cables y pedazos de cristal roto. También ponía todo el día los mismos cassettes y me decían que no lo hiciera, ya que el cantante que vivía en la grabadora se cansaba y luego ya no iba a cantar. Entonces, dormía con la grabadora a mi lado, en silencio, pensando que John Lennon descansaba feliz para poder rendir al día siguiente.
Si es un sueño poder trabajar con quienes más admiras, en mi caso no se diga Guillermo del Toro o Peter Jackson. Si algún día termino haciendo películas propias ya sería una ganancia, por ahora hasta ahí llega mi idea: juntar presupuesto con lo que hago en artes plásticas para poder producirme una película gamberra y de bajo presupuesto, algo así como Bad Teaste.
Y, bueno, ha sido la canción de toda mi vida, si me hubieras preguntado a los 14 años hubiera respondido exactamente lo mismo, sólo que ahora ya hay algunos que me creen.
Y en 20 años no sé claramente a ciencia cierta en qué imaginarme, no me imagino con posesiones materiales ni controlando a otras personas, para empezar quién sabe si siga vivo, pero de estarlo voy a seguir haciendo todo esto.
Me gustaría, eso sí, crear algún espacio para hacer este tipo de arte aquí en México. Me gustan mucho las construcciones de Gaudí y pensar que algo así pueda funcionar como museo es un sueño. También, lograr crear un estudio como Weta Worshop con tus cuates que desde ceros te ayudaron, como pasó con Richard Taylor también es todo un logro.
Y pues ya que estamos en esas espero llegar a conocer a Damon Albarn, y ver a los Cocteau Twins y a The Verve en vivo.

image

2. Viendo tus obras se nota un trabajo bien definido. Digo, las ideas son bien claras. Tú qué estudiaste en Michoacán, ¿qué opinas de la calidad de los artistas que están emergiendo de Bellas Artes?

R: Creo, y no sé si se deba a la espantosa prepa en la que estuve, que al menos mi generación es bastante activa. Eso es algo muy importante, hay muchos compañeros muy inteligentes que seguramente, con el tiempo, estarán mostrando obras de mucho valor. Y no son uno o dos, sino un buen montón.
Sin embargo, creo que como institución educativa la Escuela Popular de Bellas Artes de Morelia es muy deficiente y queda mucho a deber. Es algo así como una “Institución Mata Pasiones”; y resulta triste darte cuenta que en una carrera de este tipo varios de los maestros, en lugar de contagiar las ganas por la creación y la inventiva, te vengan con la verborrea de que necesitas un papel y quieran educarte como si el único propósito fuera llenar el país de más burocracia con tres kilos de reconocimientos, pero que en realidad como creadores no aportan nada. Aunque, por el otro lado, también hay maestros que te apoyan y echan la mano.
A mi me gusta pensar que en algo ayudo estando siempre activo y mostrando las cosas como mejor puedo. La gente no va a cambiar con tus insultos, pero si muestras algún ejemplo positivo y hay alguien que te siga, puedo sentirme bastante satisfecho.

image

3. Sin miedo a ser vanidoso, ¿qué se siente exponer tu obra en USA y que bastantes ojos más adiestrados con tu temática puedan ver tu trabajo en vivo?

R.- Supongo que es un reto, ya que algunas personas que han trabajado en superproducciones en cine de género fantástico como Matthew Levin, Tim Gore o Gris Grimly han llevado ahí sus trabajos, así como a la Monsterpalooza, que también está muy relacionado con la temática de las películas fantásticas.
Al inicio estaba nervioso y muy preocupado, ya que andaba haciendo un par de cortometrajes y un libro ilustrado y creí que nunca podría terminar, pero ya una vez terminado el trabajo no sé exactamente que sienta o que pueda esperar. Lo mejor es no esperar nada de nadie y dedicarte a lo que a ti compete, que es hacer lo que sabes y hacerlo con mucho gusto y toda la pasión del mundo.

image

4. ¿Cómo son tus pesadillas?

R: Antes soñaba mucho con reptiles gigantes y tal. Tiene mucho que ver si pongo los X FILES antes de dormir, je je.
De niño, mis pesadillas eran con los personajes malos de las historias bíblicas y con los cuadros de la catedral. En especial la cabeza de San Juan Bautista. Le tenía un miedo tremendo a ir a la iglesia en general. No había nada peor que la llegada del domingo a mis 10 años porque prácticamente no hacía otra cosa y era contra mi voluntad.
Un niño lo que quiere es jugar y ver películas.
También me asustaban las ilustraciones sobre la prostituta de Babilonia que tenía el libro de historias bíblicas. Aunque bueno, siendo serios, hace un tiempo leí un texto de Remedios Varo en donde ella cuenta que dormía con algún libro siempre bajo la almohada para que al otro día, en sueños, se le hubiera revelado alguna idea para terminar sus cuadros. Desde ahí me llamó mucho la atención, solo que yo lo hago para soñar con Allan Poe, con Julio Verne o con Conan Doyle. A manera de hacer un agujero en la pared para poder viajar a un pasado que no me tocó vivir.

image
Hubo una época en la que viví en el Museo del Dulce y me pasó eso que le llaman se me subió el muerto, y a pesar de ello fue una época muy productiva de la que guardo muchos de mis mejores recuerdos, el ambiente en la tienda por las noches era sumamente oscuro y eso movía mi imaginación, a pesar de las pesadillas.

image

5. ¿Cuál es el comentario más extremo, random y raro que has escuchado sobre tu obra?
R: En una ocasión, en mi página de Facebook, unas personas de Arabia compartieron unas fotos jurando que era lo mejor que habían visto. Tuve que usar el traductor de google para saber qué diablos decían. En otra se armó una discusión sobre que yo no era autor de unas figurillas que hice de los cuadros de Remedios Varo, al final ya me tiraban de estafador hasta que vieron que el álbum se llamaba Altar a Remedios Varo, eso ha sido en la red.
Artistas como Alan Lee son quienes me inspiraron de más pequeño y en una ocasión le escribí, sin esperanza alguna y le pasé fotos de mis obras. Bueno, a decir verdad no le escribí, lo mío era una carta de amor que sólo a él le haría. Después de siglos me respondió de manera muy atenta y me dijo que le gustaría ver mis trabajos en vivo, que era un halago ver que sigue inspirando a gente joven que vive una cultura distinta del otro lado del mundo y, en fin, no pude dormir esa vez, me quería arrancar la cabeza.
Y pues bueno, a Guillermo del Toro una vez le regalé una escultura y me terminó invitando a almorzar. Me pasó una lista de pintores que me recomendaba y me decía cosas sobre los artistas que admira. Yo estaba mudo: no sabía que hacer.
De niño hubo un político en Morelia que me decía cualquier clase de cosas, desde que me iba a presentar a J.K. Rowling hasta que me iba a hacer mi marca de juguetes propia. Eso no se hace. Yo tenía 13 años y cuando vi que todo era mentira sentí horrible.
No volví a creer en nadie.
Lo que sea y esté en tus manos hazlo, pero no esperes nada de los demás.

image

image

Sí te interesa ver más de su trabajo y estar al tanto del trabajo de Rodrigo, aquí está su facebook:
RODRIGO OROZCO

Estará exponiendo su más reciente trabajo The Spectral Cave este 11 de Octubre en Los Ángeles, California:

Su cortometraje Manuscritos de un Mundo Invisible se estará presentando en la doceava edición del Festival Internacional de Cine de Morelia:

Escrito por Dekis Saavedra

No Hay Más Artículos