Si se trata de dejar en sus obras trazos de género  femenino, Rossina Bossio los retrata contrastando el caos en las calles de la ciudad de Bogotá con la belleza de una mujer multirracial en su más reciente serie Extraña.

Para Rossina, cada uno de sus proyectos son nuevos retos y una renovación del artista, no sólo a través de sus pinturas sino también con la fotografía  y el video  para darle un contexto más amplio a cada temática. Su más sobresaliente trabajo fue el realizado en el 2012, The Holy Beauty Proyect,en el cual contó con fotografía, vídeos y pintura que se centraban en temáticas relacionados con el papel de la mujer en la iglesia y en la publicidad.

Actualmente presenta una serie inspirada en esos lugares inusuales que a su vez se alinean con mujeres habituales con una neutralidad en sus gestos, para causarle al espectador infinidades de interpretaciones.

rossina

¿Por qué su trabajo se centra en plasmar a la mujer?

Inicialmente yo estaba explorando a través de mi arte el tema de la feminidad y estaba tratando de responder preguntas sobre este tema, sobre los roles tradicionales de género en la sociedad, no sólo el femenino sino también el masculino y poco a poco fui resolviendo mis preguntas en cuanto a ese tema. Sin embargo, hoy sigo pintando mujeres porque me parecen mucho más interesantes, me parecen en esta serie en particular que generan un contraste entre el personaje femenino y el espacio que están habitando, cosa que no sería igual si yo pintara hombres; por otro lado me parecen más bellas, su figura, su cuerpo, sus facciones, me parecen más interesantes pintarlas.

En su serie The Holy Beauty Proyect ¿Por qué decidió contrastar la imagen de la mujer en la iglesia y la farándula?

Porque pienso que los dos lenguajes, el de la iconografía religiosa y el de la publicidad contemporánea tienen muchas cosas en común, nos están vendiendo ideales, nos están vendiendo valores y objetos, entonces en el caso de las imágenes religiosas nos están proponiendo que seamos castos, sumisos, que creamos en Dios, y en el caso de la publicidad contemporánea que seamos bellos, seductores, adinerados y que compremos los productos que nos ofrecen. La propaganda católica la uní con la propaganda contemporánea de productos de consumo.

Carrera Minima

Estuve recientemente en su exposición Extraña ¿Por qué titula su obra de esta manera?

El título surgió después de una larga discusión con mi esposo sobre cómo titularla. Nos preguntábamos cuál es la reacción que daba en la mayoría de la gente estas pinturas y era de extrañeza y de incertidumbre. Por otro lado, yo estoy jugando con esta palabra que se puede interpretar como verbo que es extrañar, como sustantivo que es la extraña, la mujer extraña, estas mujeres son un poco extrañas en el  espacio en el que se encuentran; como adjetivo, la persona que es extraña, la que estoy describiendo, esas niñas son extrañas;  y la otra extraña es la de extranjera.

Entonces estoy jugando con esta palabra porque describe muy bien la atmosfera de las pinturas, las mujeres no se saben muy bien cómo llegaron ahí, qué están haciendo, por qué están ahí. También hay un punto extra, y es que yo me siento en la escena del arte contemporáneo colombiano un poco una extraña, porque la pintura no se está viendo mucho, las instituciones oficiales del arte no están apoyando mucho la pintura, entonces me siento un poco a contracorriente.

Ahora Qué

Se muestra a la mujer realizando cierta acción en escenarios totalmente inusuales, desde esta perspectiva ¿Por qué le llamó la atención pintar estas situaciones?

Esta serie comenzó en mi regreso a Colombia, en el 2012. Yo viví en Francia tres años y medio de una ciudad pequeña, muy tranquila, donde todo funcionaba bien y volver a Bogotá generó un choque grande en mí al encontrar la ciudad aún más caótica que cuando me fui.

En ese entonces, estaba lo del  escándalo del anterior alcalde y toda la ciudad estaba en obra, mejor dicho, caos absoluto y yo de manera inconsciente quise encontrarle un sentido estético a todo ese caos. No era algo que yo hacía conscientemente, no era una reflexión deliberada, yo empecé sin quererlo y si pensarlo mucho, a tomar fotos con mi celular de lo que veía en la calle que me llamara la atención.

Empecé a ver que estos regueros de cosas, estas acumulaciones, escombros, ruinas tenían ciertas características estéticas y plásticas que me servían para pintar. Nunca me había metido con el espacio, con la perspectiva, con los planos dentro de un cuadro, entonces me gustó la idea de comenzar a hacer eso.

Y bueno la mujer como te decía es lo que más me gusta pintar y el contraste que se generaba entre estos dos elementos, el  personaje femenino y el espacio caótico e insólito era bien interesante.

Estoy colgada

¿Cómo incorpora a determinada mujer en ese espacio caótico?

La modelo siempre viene después del espacio, yo tengo un banco de imágenes de espacios gigantesco y recurro a él cada rato y empiezo a jugar con las imágenes en Photoshop. Cuando ya tengo la composición lista, pienso que modelo podría ir bien, la etnicidad la escojo en términos de la paleta de color del cuadro, eso por un lado y por el otro siempre escojo un personaje en la actitud, emoción o gesto que no sea fácilmente definible, que el espectador como que tenga que descifrar que es lo que está sucediendo. Siempre trato de que no sea evidente y que no sea anecdótica la relación entre la modelo y el espacio.

Tiene Madera

Punto_de_encuentro

Estimados PasajerosII

Este proyecto próximamente tendrá su parte audiovisual, la artista continua inspirándose con varias obras de esta misma serie mientras que estará en exposición  en La galería LGM Arte Internacional de Bogotá hasta el 12 de septiembre de  2013.

Página oficial del artista: http://www.rossinabossio.com/

Texto por: Sandra Fernández.

No Hay Más Artículos