El artista colombiano Guache realiza un El arte de llevar de un lugar a otro las culturas extensas en los territorios latinoamericanos, arte urbano que inicia de lo ilegal para dar un paso al sentido social.

Los muros de este talentoso artista colombiano, sus siluetas y colores detonantes juegan con el gris de la ciudad.  El cielo y el cemento combinado con los tonos de las comunidades ajenas a la urbanidad se conectan con  técnicas artísticas  contemporáneas, creando una nueva ciudad llena de matices y formas. La inspiración de este artista viene de sus constantes viajes en un principio en Colombia, se involucró en las comunidades indígenas, campesinas, raizales y víctimas del conflicto armado para realizar un trabajo participativo evidenciando sus procesos sociales.

Oscar González, más conocido como Guache dentro del mundo artístico, tiene una formación de diseñador gráfico que le permitió hacer una exploración en distintas técnicas artísticas, pasando de lo artesanal a combinarlo y transformarlo usando herramientas digitales.

Hace doce años su relación con las paredes y murales en el espacio urbano se hizo evidente, primero empezó realizando muralismo con sentido social, viajó a varias comunidades colombianas para desarrollar un diálogo a través de la pintura y con el tiempo, en las calles de la urbanidad se involucró con el graffiti, los actos de rayar sin ánimos de silenciar  una libre expresión dieron pie para que Guache se introdujera en la movida del arte urbano.

Su trabajo y sello personal, evidenciar los rostros y caras de pueblos ricos en  cultura, símbolos y formas que incrementan el sentido de pertenencia, la invitación a nutrir el alma y el espíritu los representa en colores vibrantes, la vitalidad a grande escala en los muros de Bogotá no callan, se convierten en voceros de pueblos, de un legado cultural que merece un lugar en la ciudad.

“Este es el espacio que precisamente hay que reivindicar con este tipo de saberes y ese tipo de memorias, porque es un espacio por el que circula mucha información y se vive en una velocidad que no solamente es física sino que también es la velocidad de la mente”, Dice el artista acerca de llevar su arte a las calles de la urbanidad.

GUACHE_minga2013

Guache ha llevado su concepto y percepción de la realidad a través de pintura, murales, esténcil y aerosol a lo largo de Latinoamérica teniendo experiencias con las culturas que podía encontrar en cada país que viajaba; de esta manera, logró crear un diálogo entre su trabajo de arte urbano con el transeúnte y evidenciar procesos sociales y culturales que muchas veces son silenciados o que no se les dan mayor relevancia.

En Bogotá hizo la producción del proyecto Festival de Revitalización del Barrio Santafé, en donde tuvo la oportunidad de transmitir a través del arte actos de memoria y conciencia en una zona marginal de la ciudad:

“Este proyecto lo que buscaba  era llegar a lugares que tenían muchos problemas sociales y poder hacer murales en donde se representaran hitos históricos y culturales de cada barrio.  Lo que hice fue invitar a gente que yo conocía en viajes y diferentes escenarios que tuvieran una proyección de arte urbano social”. Cuenta el artista.

GUACHE_5

Actualmente estará exponiendo su trabajo de serigrafía y pintura en el centro de la ciudad e inaugurará un mural realizado para el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de la ciudad de Bogotá hecho con baldosas.

Aquí las respuestas a la entrevista que Inkult Magazine le realizó a este artista colombiano:

¿Por qué se hace llamar Guache? 

Me gusta el juego de los nombres  porque es algo muy místico dentro del arte urbano…Cuando trabajé de cerca  con el lenguaje del graffiti usé el seudónimo de Metizto porque fue un proyecto colectivo que inicié hace muchos años. Seguí trabajando con ese nombre mientras hacía graffiti pero cuando me dediqué más al muralismo, empecé a usar el nombre Guache  porque es un juego de palabras, es un juego de significados.

En el lenguaje popular colombiano es una palabra despectiva, se refiere a alguien que es grosero, patán, que está fuera del orden moral; pero, la palabra original en su etimología es una palabra de origen muisca que  significa varón o guerrero. Ese juego de la etimología real y de cómo la colonización hizo que se convirtiera en otra cosa, a eso se  refiere mi trabajo.

GUACHE_MAC00_BR

Su conexión con las culturas indígenas es evidente en su trabajo ¿Qué dio pie para dejar esta marca dentro de su arte?

Yo estuve varios años haciendo gráfica independiente, diseño, ilustración y también pintando en la calle, luego pensé en desarrollar un estilo personal y acercarme más al muralismo. Justo en esa época realizaba trabajo social de muralismo en comunidades campesinas e indígenas con el fin de realizar trabajo de participación en la comunidad, cuando empecé a entender un poco sus procesos sociales, su visión de mundo, todo lo que tiene que ofrecer a una cultura como la nuestra y sobre todo la riqueza de culturas indígenas que hay en nuestro país, me interesó mucho el tema y empecé a desarrollarlo  dentro de mi obra personal.

¿Por qué decide realizar un arte social que tiene que ver con la comunidad?

Definitivamente fue el muralismo mexicano de principios del siglo veinte. Cuando tuve la oportunidad de visitar estos murales, de conocerlos personalmente, luego estudiar los procesos que tuvieron y como desde esa perspectiva ellos planteaban un arte que estuviera al servicio de  procesos sociales, eso me inspiró mucho. Yo no quiero repetir lo que hicieron estos grandes muralistas mexicanos porque estamos en otro contexto y en otra época, pero si  aprovechar el poder del arte público para transmitir mensajes.

GUACHE_serigrafía

¿Cuál ha sido el muro que ha tenido gran importancia para usted?

El que actualmente hice en el Centro de Memoria Paz y Reconciliación de Bogotá  es el que más me ha tocado como artista en el sentido de poderme acercar a una técnica muy tradicional y sobre todo por el uso de materiales y la carga simbólica que tiene el trabajo con cerámica. Este trabajo fue hace un mes, en este trabajo armamos un equipo de cinco muralistas y estuvimos en la producción dos meses.

¿Cuál ha sido la experiencia con las comunidades que lo han marcado tanto personalmente como en su trabajo artístico?

Puedo hablar de dos culturas que me han marcado mucho: una es el trabajo que se realizó con la cultura de la Amazonía colombiana en donde tuve la oportunidad de acercarme a toda la cosmogonía que tiene que ver por ejemplo con la historia de la anaconda y la mitología de los suelos amazónicos, a partir de esto desarrollé una serie visual sobre la anaconda y la estoy cerrando justo en una exposición que se verá próximamente. También la cultura caribe de Santa Marta y sus alrededores siempre me ha gustado mucho.

GUACHE_tumblr_nn2c0wJn4b1rg4opho1_1280

¿Por qué realizar arte y no hacer otra actividad en el mundo?

El arte es una manifestación del espíritu humano y de esa parte divina que nosotros tenemos, que nos conecta con todo lo profundo y  lo sensible, si no lo hacemos pues no estamos vivos.

serigrafía

IMG_8740

mural_cerámica

IMG_0496

FullSizeRender

IMG_2919

Texto por Sandra Fernández

Recommended Posts