¿Llegaste a tener la fortuna de utilizar alguna vez un tornamesa? Si tuviste la oportunidad, sabes que es una experiencia un poco poética. En primera, reunirse en un lugar para escuchar música conllevaba encontrar un rincón adecuado para pasarte horas disfrutando del ritmo. En segunda, preparar el ambiente para que la música te envolviera con su totalidad era un acto escenográfico. Claro, la verdadera experiencia del tornamesa era el momento al colocar el vinilo. Escuchar música en un tornamesa elevaba cada encuentro a tener una narrativa única en nuestra memoria.

El proyecto

Louis Berger, joven diseñador alemán (Munich) ha creado una nueva propuesta de los tornamesas convencionales. Inspirado en el recuerdo nostálgico de aquellas personas que disfrutaban sus tardes acompañadas de vinilos, desarrolló un proyecto interesante. Así, teniendo a su disposición las nuevas tecnologías, logró integrarlas a su diseño, creando o ton.

 O ton es un tornamesa vertical inalámbrico que permite importar y mejorar digitalmente la música de nuestros vinilos.

El puntero automáticamente identifica cuando el vinilo es colocado, haciendo que se reproduzca inmediatamente. También, gracias a su sensor óptico, el puntero digital puede identificar y saltar pistas individuales.

O ton permite ser conectado de manera inalámbrica a cualquier bocina. Y, si no contamos con alguna de este tipo, igualmente podemos conectar de forma alámbrica con un adaptador.

A su estética le fue agregado, como valor extra, sus materiales traslúcidos que permiten poder visualizar el funcionamiento interno de los componentes del o ton.Sólo queda conectar el o ton, poner nuestro vinilo y disfrutar de la música. Con su app de controlador, podemos administrar perfectamente todas sus funciones: desde reproducir la música a través de bocinas hasta digitalizar nuestras canciones favoritas.

Texto por Isaac Cruz.

No Hay Más Artículos