Alva Bernadine es un fotógrafo británico, autodidacta en su área y que ha trabajo con importantes revistas como Vogue, GQ, Tatler, The Sunday Times magazine entre otras.

Alva Bernadine no se considera un fotógrafo de culto, pero sí un “hombre de la subcultura“. Su carrera inició después de observar diferentes fotografías en revistas y plantearse que él podía hacer lo mismo; sin embargo, más que hacer de lo mismo Bernadine replanteó en su fotografía otra perspectiva que se bamboleará entre lo atractivo y lo repulsivo. Esa dicotomía del lenguaje plástico le brindó una fotografía salvaje y cómica, atrayente por su estética, pero al mismo tiempo por la distorsión de la realidad, convirtiéndola en surrealismo.

 Alva Bernadine se apropia de lo que fotografía y lo transforma en una imagen inusual, surrealista y algunas veces subversiva.  Jugar con la temática sexual femenina es otro punto importante a su favor; visualizar los caracteres sexuales femeninos y descomponerlos y transformarlos dentro de la imagen, otorgan a su trabajo un aire de subversión sexual que se compone de manera natural y erótica. Alva Bernadine no busca el placer de la admiración del espectador, pues su obra nace para sí mismo y según el declara ” I was born and while I am waiting to die, to kill time I take photographs”; esta declaración hace que el proceso de creación sea algo más salvaje y espontáneo, sin limitarse los parámetros de una fotografía convencional.

Si quieres conocer más sobre el trabajo de este fotógrafo, puedes visitar su página oficial:

http://www.bernadinism.com

Texto por Cherry Catalán.

No Hay Más Artículos