03_B.Super_photo

Fue por el año 2011 que alrededor de distintas partes del mundo comenzaron a surgir nuevos movimientos sociales, en los que en su mayoría jóvenes estudiantes se atrevían a gritar su indignación por las injusticias que vivían en sus países. El boom de estos nuevos movimientos tuvo de su lado una de las armas más poderosas de la actualidad, el Internet. Egipto, España, Francia, Chile, Nueva York y por supuesto México son algunos de los paises que vivieron y viven actualmente toda clase de manifestaciones, los ciudadanos hemos tenido que vivir, unirnos a sus causas o simplemente dejándolos actuar adoptando estas manifestaciones como parte de nuestro día a día.

Hace unos meses los diseñadores Damon Ahola y Richard Clarkson tuvieron una idea que para ellos es una especie de mensaje de esperanza, basados por supuesto en la imagen del superhéroe decidieron lanzarse a la tarea de diseñar y armar un kit con herramientas para activistas, esos superhéroes contemporáneos.

belt1

F600X400BSuper

“B. Super” es el nombre de este kit que consiste en 7 artefactos adheridos a un cinturón, donde cada “arma” responde a necesidades que surgen en esas situaciones llenas de caos. Un dispensador de jugo de limón que aminora los efectos del gas pimienta (alivia), una mascara de gas (respira), un antifaz  (oculta), cinta adhesiva (repara), y hasta un bigote falso (disfraz).

596_0004

B.Super_POS

Cada unos de sus empaques los hace aún más atractivos, simple, sobrio, limpio; no escandaliza la situación al contrario la hace ir directo al grano. Ahola y Clarkson declaran que jamás fueron pensados estos instrumentos  para su venta sino para generar un discurso en torno a la situación que se vive actualmente con las protestas y el consumismo. 

Dicen que ser activista o estudiante al menos en nuestro país pareciera ser un delito; lo mismo que aquellos famosos superhéroes de comics que intentan salvar el mundo.

No Hay Más Artículos