El artista y diseñador Benedetto Demaio destaca por sus fotografías llenas de color, en las que abundan los colores fríos como el azul en contraposición con el resto de la gama de colores. En sus imágenes vemos cómo convierte objetos cotidianos (como lápices, chinchetas, globos) en escenas surrealistas reivindicando la belleza de las cosas mínimas. Se define así mismo como un artesano de la imagen:

“Trabajo con mis propias manos, son las autoras y protagonistas de mis obras. A través de mis manos exploro mi realidad, experimento nuevos lenguajes visuales y doy rienda suelta a mi creatividad. Yo uso mi mano para hablar de mí mismo: que hablo de mí y para mí. Elijo un color para describir mi mundo, el turquesa. Vivo en Milán, pero nací en un pueblo del sur de Italia con vistas al mar Tirreno. Los colores del lugar donde crecí, los gradientes del mar agitado, las sombras del fondo marino, son del color turquesa que caracteriza mis obras. Es un sentimiento de pertenencia a una tierra maravillosa, el lugar donde me formé, de donde es mi casa.”

Es como si Benedetto se cayera un día de un arco iris, y desde entonces no ha podido parar de sacar colores de su cámara. Afirma que los colores le dan seguridad y se siente cómodo con ellos. Considera el azul como una especie de homenaje a su ciudad natal, por lo que es el color que más abunda en su galería.

10407414_1148895645137094_1833675850809542912_n

11017830_1148895668470425_6895555624109084847_n

11143590_1148895635137095_3504752390475428563_n

11145097_1148895591803766_7908725011080670421_n

11204470_1148895661803759_7264330988419873625_n

11219058_1148895755137083_1690337583523610262_n

11694087_1148895671803758_5375788200936245544_n

11695891_1148895748470417_8712784761130152587_n

11825550_1148895638470428_8486657890301213969_n

11822583_1148895758470416_4685014508220137294_n

11816971_1148895598470432_3719062825973704699_n

11782402_1087489991281093_5638269715996788618_o

11831785_1148895785137080_890084618671281447_n

“Texto por: Noelia”

Recommended Posts