Utilizar objetos cotidianos para crear arte no es nada nuevo. Pero hacerlo con tanto ingenio como el fotógrafo y diseñador gráfico de Minneapolis Brock Davis, sí. Consigue que lo cotidiano nos sorprenda de nuevo tan solo con su iPhone. Pequeños elementos de la naturaleza, juguetes u objetos de la vida cotidiana son los encargados de recrear figuras o imágenes retóricas. Su fotografía nos muestra otra visión de la realidad, una realidad llena de fantasía e imaginación jugando con formas, colores y texturas.

 

 

 

 

En medio de su atareada agenda, Brock Davis, como buen creativo, siempre encuentra un espacio para divertirse y mostrarnos que la realidad, tal y como la conocemos todos, puede llegar a ser mucho más maleable de lo que pensamos, solo hace falta darle la vuelta y utilizar las herramientas técnicas a nuestro favor. Sus fotografías son un absoluto deleite, no solo para quienes aprecian la imagen y la estética, sino también para aquellos que no temen soñar, o que gustan de sorprenderse descubriendo como objetos cotidianos pueden llevarnos a explorar nuevos mundos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre su amplio repertorio de imágenes destaca la presencia constante de referencias a la comida. Ya sea utilizando platos, ingredientes o productos, Brock encuentra en la gastronomía una fructífera fuente de inspiración. Minimalismo, humor y mucha imaginación son tres de los ingredientes clave de su obra.

Su talento recala en otras disciplinas como la música y domina tanto el diseño gráfico como el dibujo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Brock-Davis1

 

 

 

“Texto por: Noelia”

No Hay Más Artículos