La instalación artística del colombiano Camilo Bojacá, resalta la naturaleza entre un espació deshabitado en medio de una metrópolis como la ciudad de Bogotá.

¿Cómo se puede determinar un paisaje en medio de un territorio lleno de cemento, autos y edificios? El proyecto de este artista colombiano propone que aunque exista una distancia entre la naturaleza y la ciudad, se pueden encontrar espacios que fusionen estas dos partes.

maleza_1

Jardín de Malezas, es un proyecto que pretende manifestar que en medio de un terreno baldío que representa el olvido o el fracaso, las plantas pueden llegar habitar, ellas entendidas como una indigencia vegetal o como lo titula el artista, una maleza.

Los árboles que representan a esta maleza, se ven rodeados de estructuras metálicas en una tierra árida y llena de cemento. Este espacio deshabitado como un lugar de  abandono y sin ningún valor estético en una ciudad que conserva las apariencias estéticas, es obligada a dejar en el olvido territorios que no tienen ningún grado de belleza.

maleza_2

Este concepto puede ir más allá de su propia consistencia, puede representar ese individuo u objeto que renace entre un espacio sin vida, un lugar que ante los ojos de los demás, es la misma pobreza y desierto en temas de riqueza. La maleza, como único ser vivo que surge entre paredes de cemento que va creciendo con tal paciencia para que se logre apreciar su verde  belleza contrastada con el gris desposeído.

maleza_3

“En el ocaso del terreno empiezan a emerger pequeñas plántulas, con sus pequeñas pero vigorosas raíces, que se mantienen vivas y forman una pequeña comunidad, evocando así el mejor de los jardines” dice el artista Camilo Bojacá.

maleza_4

maleza_9

maleza_6

maleza_7

Esta intervención artística estará hasta el 23 de agosto en el terreno donde se construirá El Dorado,  espacio expositivo del Proyecto Bachué.

Texto por: Sandra Fernández

No Hay Más Artículos