El fin de semana pasado fuimos testigos de uno de los mejores carteles del Corona Capital. La lista incluía a leyendas como Kraftwerk y Pet Shop Boys, otros como Lana del Rey para satisfacer a los gustos comerciales, las hermanas HAIM que siempre te dejan con la boca abierta y otras actuaciones más pequeñas pero agradecidas por mucho público como fue la de Courtney Barnett. No importa que la mayoría de las escuelas estuviera en finales, que ticketmaster hubiera subido su cargo por servicio a números absurdos y que el frío fuera insoportable por momentos, la curva 4 del Foro Sol volvió a llenarse como cada año.

ccsabado-98Es chistoso cómo vemos comentarios todos los años sobre lo horrible que está el cartel del Corona, los “traigan a Foo Fighters!!!”, los “este año yo creo que les fallo”, porque al final, el festival se sigue manteniendo como uno de los mejores de Latinoamerica por lo menos. Hay reseñas de plataformas como Consequence of Sound que ovacionan el cartel, que hablan de lo increíble que es el público mexicano, el calor que se siente cuando los artistas salen al escenario. Lo que también es gracioso es que acabamos de pasar por la peor noticia de los últimos años: Estados Unidos acaba de elegir a un presidente que promete un muro para separar a dos países. Pues el Corona comprobó que las barreras pueden ser físicas pero de eso a otra cosa…. está difícil. Personajes como Mark Ronson gritaban con pasión “Fuck Donald Trump!”, Jesse Hughes de Eagles of Death Metal también aprovechó para dar un mensaje de amistad al público mexicano, Brandon Flowers de The Killers también lo hizo y se ganó los aplausos de medio Foro Sol. 

A pesar de esto, de que puedo hablar a favor del Corona por horas por más que trajeran sólo a 2 actos principales o que sean la copia del cartel de Coachella, mi mala suerte me ganó. Por circunstancias estoy escribiendo ahora la crónica del Corona Capital más corto de mi vida. La universidad mata, lo digo en serio, y eso de aguantar más de 12 horas parada, evitando ir al baño para no perderme a ninguna banda lo dejé en la prepa. Este año me dediqué a estar únicamente en los conciertos que no podía dejar de lado.

ccsabado-39Mi sábado comenzó con las hermanas Tegan and Sara. Su química en el escenario es impresionante, su sincronía y conexión no se quedan atrás, aparte todos fuimos fans por ahí de 2010, seamos sinceros. Esperé a que tocaran The Ocean y corrí a estar en las primeras filas para Courtney Barnett.

ccsabado-53

Barnett es una chica que yo escuchaba en Spotify hace un año y de repente empecé a escuchar en el radio. Hay algo en su voz despreocupada que atrae, sus riffs son sencillos pero funcionan a la perfección, después de Bikini Kill, al lado de Deap Valley: Courtney Barnett. 

Una de las bandas por las que más estaba emocionada era Band of Horses, es de esas que te marcaron en el 2009 y sigues escuchando sus canciones salir en tu iPod y te sale la lagrimita. Escuché No One’s Gonna Love You bien, pero en The Funeral lo perdí y ya traía los ojitos llorosos. ¡Bravo, Band of Horses!

ccsabado-68

Después de eso fue momento de pasar a las recomendaciones de mis amigos, salimos corriendo para tener buen lugar en HAIM. Debo ser sincera, nunca las había escuchado, tal vez una canción, no más. Me impresionaron, me mantuvieron con los ojos fijos en ella y no me quería ir, ya están en mis canciones más escuchadas. 

ccsabado-88ccsabado-97ccsabado-94ccsabado-83

Y sí, esa es una playera de México ’68.

Corrí a Pet Shop Boys que me traicionó pesado porque no tocaron New York City Boy (¿de qué se trata?) y por lo tanto en The Killers valimos y no encontramos un buen lugar, tuve que conformarme con mi 1.63 de estatura y vi tal vez 3 veces a Brandon Flowers. 

A pesar de lo feliz que fui el sábado, el domingo estaba lo que sigue de emocionada por ver a bandas que llevaba años esperando. Mi día empezó con Eagles of Death Metal, alcancé un lugar increíble y toda la gente traía una vibra increíble. Salió Dave Catching con su impresionante barba, se oían gritos de “Ya llegó Santa Claus!!” Se quitó la chamarra y dejó ver el diseño de Mexicouture: MEXICO IS THE SHIT. Jesse Hughes después la usó y todos estábamos enamorados de la banda que sobrevivió a un atentado terrorista en Paris el año pasado. Sí, ellos son los del Bataclan y todos esperábamos un speech: “We’ve seen some crazy shit during the last year, but we’re so happy to be here and we love you”, estoy parafraseando obviamente, pero algo así escuchamos durante toooodo el concierto, gracias por el amor Hughes. 

Foto: Anuar Layon

Decidimos quedarnos en el mismo escenario para esperar a Grimes, a quien ya había visto en otro Corona. Grimes es una joya, en el escenario, en sus discos, en la moda, en la ilustración, realmente necesito una teoría de conspiración para explicar cómo puede existir una persona así. 

En Lana del Rey todo el público se llenó de coronas de flores, chicas emocionadas en tacones (sí, tacones). A pesar de eso, Lana tiene potencial, su voz es melodiosa, la energía cambia cuando sale el letrero de neón en el que se puede leer “Del Rey” y hay canciones como High By The Beach que sí parecen transportarte a otro lugar donde la vida es más fácil y todos somos tan guapos como Lana. 

Después de salir del trance en el que me dejó la novia de Estados Unidos, corrí a ver a Kraftwerk y sí, mi mala suerte continuó. Kraftwerk había anunciado que harían un concierto en 3D, repartieron lentes a casi todo el público pero muchos nos quedamos sin ellos. Una vez soñé que iba un concierto en el que las cosas salían de las pantallas y nunca pensé que llegaría a acercarse tanto a la realidad….todo fue muy futurista….Black Mirror-esque. Las leyendas de la electrónica emocionan a la gente, se siente la melancolía, la impresión de estar viendo a Kraftwerk en vivo y a todo color. En Das Model y Autobahn tú sientes que ya tienes tu curriculum de conciertos completo.

Mi Corona acabó con Mark Ronson vs Kevin Parker y aquí vamos de nuevo: una propuesta increíble del festival, Ronson y Parker se las ingeniaron para armar la mejor fiesta que he visto en el que antes era el Bizco Club y ahora es el escenario Doritos. Literal, tal vez sólo se le compara Metronomy y Die Antwoord en los años pasados. Mezclaron como nunca, escuchamos a The Strokes, Kanye West, Jackson 5, M.I.A, de todo en unas horas, tenía tiempo que no me la pasaba tan bien. 

Y de nuevo, es gracioso que se escuchen comentarios negativos para un festival que intenta crecer todos los años, que ha añadido propuestas muy buenas y que nunca se quedan cortos a las expectativas generales del público. En un sólo fin de semana muchos acabamos felices por haber visto a más de 10 bandas que llevábamos años esperando, esas que escuchas en el coche y nunca te imaginas que se escuchen tan bien en vivo. El Corona tiene el potencial de quedarse como uno de los mejores festivales. Long Live Corona Capital! 

ccsabado-54ccsabado-29ccsabado-62ccsabado-13

Recommended Posts