Cuando no está en trabajos comerciales, el fotógrafo David Gill (Londres) dedicada parte de su tiempo a fotografías de contenido nonsense, inusual, de elegante simplicidad. Su estilo es capaz de traer brillo a los objetos simples, como la cabeza de un cerdo o una botella de salsa, convirtiendo piezas eventualmente banales en atractivas imágenes.

Una vez, David rechazó disparar el brazo de una señora, por una reclamación de seguro, que encontró su número por las páginas amarillas. Hoy, el artista arrepiente de haberse negado el servicio.

david-gill-nklt-9

david-gill-nklt-1

david-gill-nklt-3

david-gill-nklt-10

david-gill-nklt-4

david-gill-nklt-14

El detalle de texturas en sus obras, convierte el sencillo en visceral, su trabajo personal pisa en esa fina línea entre lo bello y repugnante.

david-gill-nklt-13

david-gill-nklt-11

david-gill-nklt-2

david-gill-nklt-5

david-gill-nklt-6

david-gill-nklt-7

+Infos: davidgill.com

No Hay Más Artículos