Siendo el exponente más destacado de la segunda generación del pop art inglés, David Hockney ha tenido una larga trayectoria dentro del mundo del arte como pintor y grabador británico. Sus comienzos se inclinaron hacia artistas pintores tales como Francis Bacon enfatizando sobretodo en su forma de presentar composiciones tanto figurativas como abstractas.

 

Su fascinación no se quedó solamente en la pintura y el grabado, Hockney amplió sus conocimientos hacia la fotografía y el mundo del collage. Lo que comenzó como una inocente exploración de nuevas técnicas terminó llevándolo a caminos cercanos a lo sublime. Su manera de expresión fotográfica se compone de un sinnúmero de imágenes sobrepuestas una encima de la otra y en diferentes perspectivas y tamaños tomadas con una Polaroid. Junto con ellas, las acompaña los lugares más recurrentes o temáticas más nombradas por el artista incluyendo los espacios vacíos y los retratos de distintas personas con cierta mirada penetrante.

 

 

Se trata de entablar una composición armónica en su esencia a partir de distintas fotos de un mismo espacio pero vistas de diferente manera. Lo que comienza como un collage da lugar a una disposición de imágenes con forma de rompecabezas.

Y a pesar de pertenecer al grupo de pintores de la época del pop art británico influenciado por los mismos, Hockney ha logrado acoplar su trabajo y creatividad a la actualidad. Ha incluido elementos modernos incluyendo las tabletas electrónicas para sus últimas obras dirigidas desde un computador.

 

 

Comparto sus fotografías tipo collage y su sitio web, Que lo disfruten!

 

Texto por Margarita Bernal

Recommended Posts