Si frecuentas tiendas de antigüedades seguro te has encontrado con las clásicas pinturas de paisajes que ya están a punto de desaparecer por las manchas del sol y el paso del tiempo. David Irvine se dio cuenta de que en realidad estas piezas podrían tener otra oportunidad para vivir….aunque alguien tuviera que añadirles algo para resucitarlas. 

Irvine es un artista, famoso por The Gnarled Branch, que se dedica a salvar objetos como esferas de Navidad, mesas de madera y otros muebles, y pinturas de tiendas de segunda mano para intervenirlas con su propio estilo. A pesar de su evidente creatividad, hubo un tiempo en el que no tenía suficiente dinero para comprar lienzos; por lo tanto buscó otras alternativas. Irvine decidió recolectar pinturas viejas para poder pintar sobre ellas hasta que se dio cuenta de que podría darle un mejor uso a lo que otro artista ya había hecho en el lienzo. Fue así que comenzó a pintar objetos famosos de la cultura pop en pinturas que de otra manera sólo tendrían un paisaje aburrido.

Irvine ha jugado pintando a Godzilla en una tranquila escena en el lago, a Darth Vader paseando en su lanchita en forma de cine y a Jabba en medio de los amigos de María Antonieta. La idea de Irvine, a la que prefiere llamarle “Re-Directed Art”  ha tenido mucho éxito; a pesar de pintar sobre el trabajo de otros artistas, el pintor siempre respeta la firma del anterior y se dedica a restaurar las pinturas antes de intervenirlas, salvando así el trabajo original.

También puedes encontrar otras obras de Irvine en la página de The Gnarled Branch. Su trabajo incluye viniles pintados, obras originales, y los muebles que también fueron intervenidos.

Recommended Posts