En Casa Tinta se inspiran en importantes movimientos artísticos del arte para traer algunas obras a la actualidad en ilustración y fotografía. Una reinterpretación desde el imaginario y con elementos claves dentro de los relatos que cuentan en cada una de las obras.

El ser humano se convierte en parte fundamental dentro de la pintura, desde que empieza a considerarse como individuo, redescubriéndose como dueño de su propio cuerpo y dejando a un lado la parte religiosa que durante varios siglos reinaba en el arte pictórico de la historia. El Renacimiento abre esa brecha al nuevo descubrimiento, no solamente en términos conceptuales de la pintura, sino que varias técnicas aparecen con el despertar del hombre.

Este movimiento tan relevante dio pie para que el colectivo bogotano Siete Fotógrafos se inspirara y reinventara algunas obras, explorado poco a poco sobre las técnicas y llevándolos a seguir investigando en otros movimientos paralelos como el Barroco, el gótico tardío, el naturalismo y el neoclasicismo.

De esta manera nace la muestra Pictórica curada por la ilustradora Diana Arias y el fotógrafo Rafael Sanz en el espacio independiente de Bogotá Casa Tinta, una muestra entre ilustración y fotografía que pretende darle un sentido desde lo literal a obras representativas de dichos movimientos.

“Analizábamos que hacer referencia en obras de otra época era no solamente analizar los resultados técnicos que se vivían allí, sino que también, si tu haces el recorrido por la exposición, las obras están ubicadas en orden cronológico viendo diversas formas de pensar, y de cómo existe una evolución del pensamiento en la humanidad”. Dice Rafael Sanz acerca de lo que lo llevó a escoger ciertas etapas dentro de la historia del arte.

La muerte de Marat

Desde el mes de enero de este año, Siete Fotógrafos inició el proyecto como un ejercicio de representación fotográfica que terminó siendo una muestra colectiva en la que involucró la perspectiva de 15 ilustradores, un diálogo en donde la fotografía y la ilustración tenían como punto en común la obra de determinados movimientos del arte.

“Algunos ilustradores desbarataron esa representación de la obra, generaron historias y narrativas diferentes; yo creo que es la parte sustancial más importante que tiene esta exposición, que no solamente es una manera de reinterpretar la obra desde la ilustración, sino que también es darle vigencia a las obras”. Recalca Diana Arias sobre el papel que desempeñó la ilustración.

En esta exposición en ves de apartar el manejo gráfico de la ilustración y lo documental que puede tener la fotografía, se fusionan y dan pie para que sus similitudes y diferencias hablaran de una obra puntual desde varias miradas. “Si bien los fotógrafos estaban controlando desde la luz y el vestuario, toda la parte escénica de la foto; el ilustrador también coge la batuta sobre otros elementos para jugar a su favor y reinterpretar”. Aclara Diana Arias.

Se resaltan personajes de la historia del arte como Diego Velásquez, Jaques Louis David, Bartolomé Esteban Murillo, Michelangelo Merisi de Caravaggio, Francisco de Zurbarán, Rembrandt Harmenszoon Van Rijn, Giuseppe Arcimboldo,Andrea del Sarto, Leonardo Da Vinci, Antonello de Messina, Jan Van Eyck, Albrecht DÜrer, entre otros; en un espacio en dónde la composición vuela hacia la actualidad para renovar o renombrar obras a partir de las fotografías e ilustraciones que los artistas proponen.

niño riendoasomado en la ventana

“Hay dos tipos de lenguajes en la fotografía, uno es el lenguaje pictórico y otro es el lenguaje fotográfico como tal. El fotográfico hace más referencia al instante, orgánico, natural, al instante en el que tu capturas desde una forma documental, ese instante único e irrepetible donde uno no tiene control de muchas cosas. En cambio el otro es el lenguaje pictórico donde absolutamente cada detalle está controlado y hay detalles sutiles. Si, es cierto que fuimos muy literales en la reinterpretación, hay cosas muy pequeñas que te das cuenta de que están en las obras”. Comenta Rafael Sanz.

Es entonces el lenguaje pictórico quien es capaz de reunir y hacer posible que exista un vínculo entre estas dos técnicas tan particulares, que puestas una cerca de la otra, dan una sensación de que no se corta una historia, que continúa y sigue reinventándose a partir de movimientos artísticos que se mantienen en la historia del arte.

Dos mujeres en una ventana

La muerte de Marat

el hortelano

general_2

La dama del armiño

Auto retrato

Texto por Sandra Fernández

Recommended Posts