Dulce Pinzón es una de las fotógrafas méxicanas jóvenes más sobresalientes de la escena actual.  En el 2002 Dulce obtuvo la beca Jóvenes Creadores, en el 2006 obtuvo el primer premio que otorga el público en la XII Bienal de Fotografía del Centro de la Imagen y más recientemente, ha obtenido el Perrier Art Contest en 2011 en Zona Maco. 

Dulce se dio a conocer mediante su proyecto titulado “La verdadera historia de los superhéroes” (2004), a través de la cual daba eco de las historias anónimas de los inmigrantes en su vida diaria. El tema de las problemáticas sociales es una constante en su trabajo, un elemento central que ha logrado integrar en su trabajo de manera muy natural, que logra transmitirse de manera muy clara, haciendo que su obra resulte coherente y estéticamente impecable.

¿Qué es lo más importante para ti a la hora de hacer una fotografía?

Que me emocione durante el proceso de concebir la foto, divertirme y disfrutar durante la toma ya que cada vez que la veo puedo sentirlo todo de nuevo.

¿Por qué decidiste alejarte del documental y del foto reportaje para transmitir lo que te interesa?

No creo que me haya alejado del documental sino al contrario, creo que mis series siempre caen en el documento o tienen matices del mismo. Simplemente mi aproximación a la fotografía documental no es la fotoperiodística, he decidido tomar el control de los elementos y contar las historias a mi manera.

¿Cuáles son los retos a los que te enfrentaste para abrirte paso como una joven fotógrafa en la escena artística de nuestro país?

Lograr la credibilidad, lograr que se me vea como una artista comprometida y con una voz definida que fuese capaz de reflejar asuntos contemporáneos, más allá de un país específico. Pasando por las vicisitudes económicas, técnicas y hasta la búsqueda de mi estilo, claro…

En algunas de tus series podemos ver no solamente una preocupación estética, sino  también un interés social ¿cómo realizas este equilibrio entre estos dos aspectos?

No sé realmente si busco el equilibrio, simplemente me preocupo por expresar lo que a mi me interesa decir, hacerlo con gusto y calidad. Además, siempre pareciera que mis preocupaciones como ser humano recaen en lo social..y sí creo que no puedo alejarme ni de lo estético ni de lo social..así soy.

¿Qué es lo que más disfrutas a la hora de realizar una fotografía?

Absolutamente todo, la planeación, dejar ir la imaginación para crear mundos a veces complejos, a veces sencillos pero sin limitaciones .. A la hora de la toma disfruto esos nervios de “llegó la hora” y al ver las fotos y el proceso de edición es para mi toparme con sorpresas que no había imaginado.

¿Qué opinas de las propuestas de los jóvenes fotógrafos en nuestro país?

Hay mucha calidad, hay muy buenos fotógrafos con una calidad increible y propuestas en verdad muy buenas, solamente hace falta que en verdad se la crean; en las oportunidades que te tenido de dar talleres he visto cosas padrísimas pero a veces se quedan tímidamente en el concepto y en el principio, son pocos los que logran en verdad créersela y no desanimarse en el proceso.

¿De dónde surgió la idea para realizar tu última serie titulada “The Wonderful Life of Andy”?

No quiero sonar arrogante pero creo que tengo una facilidad natural para detectar momentos determinados en la historia local, nacional o internacional y saber que merecen ser documentados pero siempre bajo una perspectiva muy mía  muy personal.
Así me sucedió con Andrea y Vincent, bueno igual el destino nos tenía deparado que nos conociéramos ya que Vincent y yo fuimos brevemente vecinos en el DF cuando recién me mudé de NY. Cuando los conocí con su universo Rocabillero y su estilo de vida tan peculiar supe que debía hacer algo para re-interpretar su vida que además es un modelo inspiracional para toda una generación de chavos en México que ahora está muy fuerte y que ya está dando de que hablar en los medios masivos.
Estoy documentando su vida a mi manera, creando una fantasía que ya de por sí es una manifestación nostálgica de una época y para mi significa una búsqueda estética a través de la foto construida y muy cuidada.

¿Qué ha cambiado en ti desde que iniciaste en la fotografía?

Uchale..como que han pasado 18 años!

¿En qué estás trabajando por el momento?

En ser mamá por segunda vez, en la reciente publicación de mi libro de la serie de “La verdadera historia de Los Superhéroes” y haciendo nuevas tomas de “The wonderful Life of Andy”.

 

Para ver más de la obra de Dulce, visita su página oficial

No Hay Más Artículos