Hace mucho que no creo en el cine de terror moderno; veo películas y regreso a dormir tranquilamente y algunas incluso me causan risa. Por lo tanto, es difícil que me acerque a las salas de cine por una cinta que me prometa terror o algo de suspenso; es difícil convencerme con un tráiler lleno de gritos y un spóiler tremendo de la historia principal. ¿Dónde quedó el terror? El terror es desear con todas tus fuerzas que ya sea la última escena, que te mantengan con 1000 preguntas en la cabeza, los delirantes minutos antes de la respuesta y lo cercano que se siente a la realidad…..el factor de “me podría pasar a mi”. Sin embargo, hace una semana un amigo me envió el link a un tráiler, “ESTA SÍ!”, me escribió….y así fue.

Dulces Sueños, Mamá es una de las pocas cintas austríacas que ha llegado a nuestro país(lamentablemente). Dirigida por Fiala y Franz, ya está nominada a Mejor película extranjera para los Óscares el próximo febrero y ha sido aclamada por el público internacional denominándola la mejor película de terror en mucho tiempo. Para mi, Ich seh, Ich seh (título original) es una obra maestra, desde la fotografía, simple, sin rodeos y una gama de colores que naturalmente transmitiría tranquilidad pero que en este contexto hace todo lo contrario, empujando al espectador a darse cuenta de que hay más de lo que se ve a simple vista. La destreza con la que Fiala y Franz te enredan es impresionante restregándote en la cara todo lo que pasaste por alto durante sus 100 minutos hasta develar el misterio que, lo prometo, es uno de mis más sinceros “¡¿WTF?!” de este año. Es una pesadilla, los directores cuentan que dos personas se desmayaron viéndola y que ése es, probablemente, la mejor crítica que pudieron haber recibido.

Dulces Sueños, Mamá es más que la Hollywoodense sangre explotando frente a nuestras caras y la violación del concepto de “monstruo” de las pseudo cintas de terror que nos han estado vendiendo últimamente, el horror de esta película es desafiante para el espectador. Dulces Sueños, Mamá es la combinación perfecta de suspenso y terror en dosis exactas, la historia es inolvidable y no se hable de la forma de desarrollarlo de ambos directores. Ich seh, Ich seh es impresionante, será galardonada hasta más no poder, a pesar de que sus contendientes para los óscares podrían robarle el título ya se ha ganado a la opinión pública. El 2015 no puede terminar sin ver este filme que cumple mucho más de lo que promete en el tráiler que es muy pobre junto al proyecto final. Ich seh, Ich seh me hizo volver a creer en el cine de terror y volver a enamorarme del cine austríaco.

Título original: Ich seh, Ich seh (Goodnight Mommy).
Actores: Susanne Wuest,  Elias Schwarz,  Lukas Schwarz, Elfriede Schatz.
Director: Veronika Franz y Severin Fiala.
País: Austria.
Año: 2015.
Clasificación: C.
Duración: 100 minutos.
Género: Terror.

Recommended Posts