La vida escolar comienza con una serie de esfuerzos para nosotros y nuestra familia. El primer reto comienza al intentar socializar, aprender nuevas cosas, saber cómo adaptarse a otro ritmo de vida y rutina; nuevas caras, nombres, colores, letras, y mucha información.

Al pasar el tiempo, nuevos conocimientos se alojan en nosotros, nuevas experiencias, tanto escolares como sociales, hacemos amigos que pueden convertirse en hermanos de acuerdo a nuestra selección, decidimos por nosotros mismos, podemos discernir el bien del mal, podemos hacer diferencias.

giphy (12)

Para poder lograr expresar por completo quiénes somos, insistimos, nuestra personalidad definitiva, nuestra originalidad, lo que nos hace únicos, se logra a base de insistir.

Lo que nos gusta, los detalles más pequeños y hasta las grandes decisiones nos hacen irrepetibles: la música que nos gusta, la comida favorita, la carrera que decidimos estudiar, con quien decidimos hacer pareja y hasta formar una familia, la cantidad de hijos que deseamos tener, o bien, el estar satisfechos con no tener familia, etc.

giphy (13)

Insistimos por superarnos, por crecer, y nos empeñamos en que nadie nos cambie, en mantenernos firmes en los pasos que damos con el tiempo, así como nos empeñamos en devolver algo de lo mucho que nuestra familia nos ha dado al iniciarnos en la vida, desde el comienzo de ella, hasta el presente.

Hacernos responsables de nuestras desiciones y enfrentarlas, recompensar y ser agradecidos por lo recibido, por los recuerdos buenos, los aprendizajes, los valores inculcados, poder mostrarlos y reflejarnos en nuestros futuros empleos, son algo por lo cual empeñarse.

giphy (14)

Si empeñarse es insistir no dejemos de hacerlo y enfocar todo nuestro esfuerzo en defenderlo, nuestra identidad, nuestros sueños y nuestra vida. Siempre en positivo, para mejorar, para ir hacia adelante y tratar en lo posible de romper conceptos erróneos.

giphy (15)

Recordemos que alguien ya ha insistido por nuestra existencia, formación y felicidad.

Recent Posts