Armstrong_001

Sus retratos revelan un intenso nivel de atención, una mirada lenta y cautelosa. Existe una introspección profunda de sus modelos. Es así como David Armstrong, quien recientemente ha fallecido, es considerado uno de los fotógrafos más fascinados por la belleza de la juventud, especialmente la masculina.

Armstrong_002

Trabajó para Vogue Francia, Self Service Magazine, Purple y campañas publicitarias para Burberry, Puma, Zegna, entre otros.

Armstrong_003

Sabemos que la  fotografía de moda provoca el grado mas alto de obsolescencia identificando el objeto a un pasado inmediato. Armstrong es capaz de corromper esta cualidad trivial en el contexto de la moda, al encontrar una fuerza en la iconicidad en donde el modelo es congelado, la moda se alinea con el tiempo, dejando de evocar un pasado pero un presente continuo. Es como si la belleza se congelara, suspendiendo la adolescencia en pleno florecimiento.

Armstrong_004

Armstrong_006

El gran talento de Armstrong resulta de una sensibilidad por la belleza masculina, que no radica necesariamente de los atributos físicos, si no de una belleza que encuentre en la fragilidad de esta etapa, la cual puede ser perdida en cualquier momento. Es así como estas fotografías se mueven entre el deseo de la belleza y el duelo de algo que ya hemos perdido, o tal vez nunca tuvimos.

615 Jefferson Avenue es el único libro que publica con la colección de retratos de modelos masculinos. La mayoría fue hecha antes que los estilistas y el equipo llegara a la casa para las fotografías de estudio.

Armstrong creía que la fotografía era, por encima de todo, seducción y sentimiento. 

Armstrong_007

“I like the idea of there is nothing

before, there is nothing after,

there´s just this.”

Armstrong_008

Armstrong_009

 

Texto: Karla Cantú.

No Hay Más Artículos