FIB 2012, Benicàssim se celebrará entre los días 9 y 15 de julio. Los asistentes, podrán disfrutar de la zona de acampada gratuita desde el lunes 9, día en el que comienza a rodar la programación de FIB Residence, siendo FIB Art el primer residente en presentar su programa. Una semana llena de actividades culturales y de ocio cuyo epicentro es el recinto de conciertos durante las jornadas del 12, 13, 14 y 15 de julio.

La nueva edición de FIB Benicàssim ofrece la variedad que se debe esperar de un festival internacional tan popular, con voluntad de abrir caminos y no de seguir sendas trazadas por otros. Varios miles de personas diarias, venidas de todas partes del mundo (España y Reino Unido, principalmente), encuentran en el cartel de Benicàssim, y en su oferta imbatible de una semana de camping gratuito junto a la playa, las razones para pasar uno de los mejores momentos del año, algo que no olvidarán en el resto de sus vidas.

El cartel de este año lo encabeza un nombre claro que despunta sobre todos los demás: Bob Dylan no necesita ninguna presentación, es una leyenda del rock de los últimos 50 años y ha sido un objetivo claro de la organización del festival desde que, con el cambio de milenio, se decidió apostar abiertamente por la combinación de nuevos artistas emergentes con nombres míticos e influyentes de la historia del pop y el rock. Antes de que fuese la norma en todos los festivales internacionales, FIB Benicàssim decidió abrir sus escenarios a artistas como Brian Wilson, Lou Reed, Leonard Cohen, Donovan, Arthur Lee o Ray Davies, y a grupos como Magazine, B-52’s, Devo, Gang Of Four, Psychedelic Furs, The Undertones o The Stranglers (o Buzzcocks, este mismo año), en una muestra de respeto, admiración y coherencia. La presencia de Bob Dylan es una guinda a todos esos esfuerzos, y un regalo para todos los fibers que han crecido con el festival o acaban de empezar a descubrir mucha de la música que apoyamos desde siempre.

Junto a Dylan, el festival se quita dos viejas espinas, clavadas en su costado desde la primera edición de 1995: The Stone Roses (que ya estuvieron en el 96, pero no con la formación original, que es la que se reúne este año) y New Order, uno de los grupos más influyentes en la mezcla del pop y la electrónica que tan buenos momentos está dando desde mediados de la década pasada, y que aún no había actuado en el FIB.

En este sentido, y hablando de espinas que ya no sabemos si podremos quitarnos algún día, debemos destacar también la formación de The Venus 3, la banda de acompañamiento de Robyn Hitchcock, formada por dos miembros de REM (Peter Buck y Bill Rieflin) y otro miembro de la banda de directo de REM (Scott McCaughey, líder también de los Young Fresh Fellows).

El festival ha mostrado siempre, desde su primera edición, un interés especial e indudable por la escena musical inglesa. Este año, la representación es variada y para todos los gustos: Noel Gallagher, que ya nos ha visitado varias veces al frente de Oasis, vuelve también este año a Benicàssim presentando su debut en solitario. The Vaccines, Florence + The Machine, The Horrors, Bat For Lashes, The Maccabees, Bombay Bycicle Club, Miles Kane, Ed Sheeran o los novísimos Spector y Django Django, entre otros, representan una vertiente más pop que contrasta con los sonidos más electrónicos de Katy B, Chase & Status, Example, Totally Enormous Extinct Dinosaurs o incluso Dizzee Rascal, que junto con De La Soul aporta esa apertura reciente del festival al hip-hop de espíritu pop.

Estamos ansiosos de estar presenciando de este gran evento.

No Hay Más Artículos