Entre la Ciudad de México y la ciudad de Turín en Italia, hay 9.745,55 km  en línea recta.

Para los que tenemos suerte, el sol, la lluvia y el viento helado pueden llegar en la misma semana. No hay que poner mucha atención para entender que la Mole Antonelliana tiene privilegios de visibilidad. No hay otro edificio más alto que La Mole en todo Turín. La Mole Antonelliana, nombrada así por ser una obra del arquitecto Alejandro Antonelli , en principio, estaba pensada para ser la primera sinagoga de la ciudad, el proyecto se frustró y hoy, desde el 2000, es el Museo Nacional del Cine.

Museo del cine

El Museo Nazionale del Cinema  es uno de los más grandes de Europa y, sin duda, la pieza más valiosa de arquitectura en Turín. Son 5 pisos de historia del séptimo arte, de cine italiano, de proyecciones y colecciones temporales. Al centro del edificio tiene un elevador de cristal que se vuelve el mejor mirador de la ciudad.

Mole Antonelliana

La Mole Antonelliana, es el alma y el corazón de la ciudad de Turín. El cine es un secreto, siempre, un secreto que se renueva siempre que hay una proyección, un descubrimiento constante de posibilidades. El cine y la Mole Antonelliana son la combinación que estaba esperando Turín para hacerse brillar desde lejos y desde cerca. Desde el avión antes de aterrizar y desde las caminatas casuales en las calles.

Como el cine y la Mole Antonelliana, nosotros también: seamos cómplices.

Museo Nacional de Cine

Antonelliana

Texto por María González

 

No Hay Más Artículos