Gran pionero de la fotografía a color y en movimiento fue una de las pocas personas que logró dominar el revelado a color con la técnica del Dye Transfer. Tenía una forma diferente y particular de ver el mundo, quizás más próxima a la realidad, un mundo de colores.

Fotógrafo austríaco nacido en Viena en 1921. Comenzó a estudiar medicina pero no logró finalizar sus estudios debido a su descendencia judía en Austria bajo la invasión alemana Nazi. De medicina pasa a estudiar en Bellas Artes donde volcaría sus gustos por la fotografía. A partir de 1943 empieza a enseñar fotografía en la Cruz Roja americana dónde le enseñaría a los soldados técnicas fotográficas.

Sus primeras publicaciones en 1949 fueron hechas con éxito en la revista Heute, este mismo año trabaja en la agencia Magnum de la mano de Robert Capa. Uno de estos trabajos sería republicado en la revista Life, los cuales le ofrecerían un puesto de trabajo como fotógrafo fijo, pero fue rechazado para poder trabajar de manera independiente con Robert Capa. Ernest Haas ya era reconocido entre sus colegas fotógrafos por la serie de imágenes que había tomado a los prisioneros de la II Guerra Mundial.

En 1951 Haas se muda a Estados Unidos donde comienza a investigar con la fotografía en color. Publica sus trabajos en revistas como Life, Look o Vogue. Realiza numerosas imágenes de la ciudad de Nueva York y las da a conocer bajo el nombre de “Imágenes de una ciudad Mágica , marcaría un antes y después en la fotografía en color. A partir de ese momento Haas se convertiría en uno de los pocos fotógrafos de la época que se atrevía de forma exitosa a revelar y imprimir en color sus fotografías.

En 1957 realizó un reportaje sobre las corridas de toros en España que supusieron una sorpresa para el público titulado “Beauty in Brutal Art“, estas imágenes fueron realmente innovadoras para la época ya que recreaban el movimiento al estar tomadas con un tiempo de exposición mayor. Se trataba de comtemplar la elegancia del porte torero y el brillo del animal en un espectáculo más estético que cruel. Este trabajo fue bien recibido en Life que le encargó unh trabajo elaborado con la misma técnica  y que fue titulado “El movimiento en el deporte“.

Ernst Haas se acercó también al mundo del cine y produjo para John Houston una secuencia de su película “La Biblia” en 1964. Siempre estuvo investigando, tanto en el campo fotográfico como en el audiovisual. Haas ha realizado exposiciones en salas tan prestigiosas como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA). También ha obtenido decenas de premios y publicado algunos libros. Destaca su libro llamado “Creación” de 1971 que se corresponde a las imágenes para la película de Houston.

ernst3

Ernst murió de manera inesperada en 1986 en Nueva York. Como obra póstuma se publicó su espectáculo audiovisual llamado “Abstracts“.

(texto por:sayurik)

No Hay Más Artículos