El mundo entero tiene presente el 21 de junio como el día del skate, un día para celebrar, sin esconderse, el amor a andar por la vida en cuatro ruedas, como estilo de vida, como medio de transporte, como una pasión por la perfección.

Inaugurado por la Asociación Internacional de Empresas de Skate, desde el 2004 esta celebración se ha extendido a diversos puntos del mundo, demostrando la inmensa cantidad de skates de todas las edades que lo practican a diario.

A pesar de que inició en el sur de California, con algunas reuniones y parrilladas, a partir de la adopción de la ASC (siglas en inglés), se han hecho diversas actividades que incluyen eventos para recaudar fondos, concursos, protestas y demostraciones. Que van a patinar en las ciudades, se reúnen en skateparks, en tiendas locales y algunos se deleitan en el acto solitario de skate en su lugar favorito, todo reuniendo a la comunidad de skate en la rutina que tiene eco en todo el mundo.

Podemos resaltar la belleza y complejidad que requiere practicar este deporte, que es, en si mismo, un arte que mezcla acrobacia, baile, creatividad y mucha concentración y paciencia para poder sacar esos bellos trucos que tanto impactan. Cada uno de ellos, una victoria.

La sociedad ha asociado erróneamente el skate con vandalismo, por el modo de vestir o comportarse, por invadir espacios, por rebeldía al querer saltar un obstáculo que libera un alma libre.

Una actividad que se hace solo, pero que muchos prefieren practicarla en grupo, con buena música, con un objetivo: divertirse.

Este es un día para los skates para crear conciencia sobre los problemas que enfrentamos; para mostrar al mundo que el skateboarding es realmente todo; para recuperar nuestra cultura; y definir el skate como una celebración rebelde, creadora de independencia.

Hoy pudimos festejar junto con Vans en tres distintos puntos de la ciudad: San Cosme Skatepark, Blackboard Skatepark y Monkey Skatepark.

En cada uno de los puntos del circuito pudimos observar mucho talento por parte de los asistentes que no sólo demostraron su amor al deporte sino que pudieron ser ganadores de los premios en producto y en efectivo que Vans tenía destinado para ellos.

No podía faltar el talento del Team de Skate de Vans, así que en cada uno de los puntos se pudieron apreciar demostraciones e incluso convivencia con los profesionales del skateboarding.

Vans es la marca por excelencia de este deporte y no esperábamos menos en este día tan especial. Muchas felicidades a todos los que comparten el gusto por la tabla y a Vans por ser parte de un día tan importante.

Recommended Posts