La infancia de Lita Cabellut no fue sencilla: nació en los barrios gitanos de Barcelona, jamás conoció a su padre y su madre, que era prostituta, la abandonó desde los 3 meses de edad. Su abuela fue quien la cuidaría desde entonces; su educación se formó en las calles y mercados donde pedía limosna pues su abuela le prohibió ir al colegio.

Cuando tenía sólo 8 años de edad su abuela murió y  Cabellut fue internada en un orfanato. Pasaron 5 años para que una familia adinerada de Holanda la adoptará y le cambiará la vida.

Estas vivencias de su infancia se verán más tarde reflejadas en su arte, vocación que le llegaría cuando visitó por primera vez el Museo del Prado con su familia adoptiva y dedicándose enteramente al arte desde entonces.

Cabellut ha sabido lidiar con el dolor del abandono y la pobreza sin sentir rencor por su pasado; al contrario, a través de la pintura ha sabido darle voz a esa clase desposeída (prostituas, vagabundos, proxenetas, etc.) mostrando el sufrimiento de manera sutil y bella. Además ha hecho pinturas de mujeres famosas que al igual que ella han experimentado el sufrimiento en carne propia: Coco Chanel, Frida Kahlo, Marilin Monroe…

Los claroscuros de la vida de Cabellut le han permitido tener una percepción de la vida más sincera y hasta cierto punto espiritual y que con el arte reinterpreta de manera melancólica dichas experiencias.

Su obra se compone principalmente de retratos que insinúan una similitud a Rembrandt mezclando al mismo tiempo toques expresionistas al estilo de Bacon y Tapies y que haciendo uso de la técnica del fresco donde la textura se agrieta da paso a la sensación del dolor emocional de aquellos a quien pinta.

_90038089_2011coconumero4-280x200_lowres

starcatchers_2

215x145-Disturbance-12-1024x759

250x200-Impulse-01-lowres-819x1024

342b5f1d-662f-4244-8946-b5211bdeac9e_1200_1558

lar_bd_658_a.jpg_1984113795

lita chaplin

Lita-Cabellut_01

Marilyn

Texto por Cherry Catalán.

Recommended Posts