Al momento de ver una pieza de Lobulo usted y yo podríamos llegar a preguntarnos si es arte digital, si lo realizo con piezas sólidas como madera o simplemente si es una pintura a gran formato. Diversas opciones podríamos llegar a divisar antes de llegar a la materialidad adecuada con la que trabaja el artista.

 

Su pasión se centra entonces en manipular un material tan convencional como lo es el papel. Ha hecho del papel su especialidad e incluso ha logrado saltar a una tridimensionalidad inexistente pero real. Cuando al momento de operar con dicho elemento, lo más común sería utilizarlo como soporte, para que aporte a una nueva composición sobre su superficie.

 

Lo que Lobulo logra con su técnica 3D se basa en crear una espacialidad palpable para interactuar con el momento y con la curiosidad personal. Su mayor reto serán siempre las capas con las que compone cualquier pieza, pues al ser un material tan delgado y a la vez delicado, necesita con seguridad y casi cerrando los ojos una hoja tras otra. Para conseguir volúmenes como los que se plantea en su cabeza se vuelve intrínseco recurrir a diferentes métodos hacia el papel tales como la construcción de cajas de colores, el corte hermético con el bisturí y hasta la acumulación de miles de hojas para generar el volumen deseado.

Lo más impactante de todo siempre será el tan increíble resultado, y en mi opinión, la delicadeza y acabados con los que resuelve sus composiciones son elementos claves para todo su triunfo actual.

 

 

 

El artista resuelve crear desde espacios convencionales como una vivienda, hasta realizar tipografías de muy buena talla. Y al tener tal capacidad e imaginario, ¿Por qué no aprovechar?

Lo que Lobulo utilizó en un comienzo como pasatiempo, hoy en día terminó siendo imagen viral y publicitaria para diversas compañías incluyendo Converse, Coca Cola y demás compañías publicitarias y de diseño de talla mundial.

Disfrute de su obra y compártala

http://www.lobulodesign.com/

Texto por Margarita Bernal

Recommended Posts