En los gulags rusos cada tatuaje era un código; el código de aquellos rechazados por la sociedad o que simplemente no querían pertenecer a ella: así era el hampa rusa. La compañía de diseño FUEL se encargó de hacer una recopilación de los tatuajes que dichos personajes portaban en su cuerpo, en la poco conocida Enciclopedia del Tatuaje Criminal Ruso, tenemos una fuente histórica de los convictos de la Rusia soviética. Más de 300 tatuajes realizados por Danzig Baldaev quien fue guardia de prisión de 1948 a 1986, convirtiéndose en una especie de etnógrafo al grabar todo una serie de rituales y formas de vida de este pequeño y caótico grupo.

Print_15_jpg_460x690_q95

La daga que parece atravesar su cuello significaba que había cometido asesinato dentro de la prisión. Los grilletes en ambos tobillos indicaban una sentencia de más de 5 años y las estrellas en las rodillas eran el símbolo de “los que no se arrodillan ante la polícia”.

Print_10_jpg_460x690_q95

La frase de “Gott mitt uns” o “Dios está con nosotros” era una frase común del imperio ruso y del Tercer Reich. Arriba de la cruz de hierro Nazi, se lee la frase “nadie me importa”. Por último el espino en la frente indicaba que el preso no tenía intenciones de reformarse.

Print_6_jpg_460x690_q95

En el muslo derecho se lee “El mundo está vacío sin ti”. El símbolo en el seno derecho es típico de la URSS y dice “Hecho en la CCCP”. El tatuaje en el brazo derecho de la rosa con un espino aludía a que el cumpleaños 16 o 18 había sido celebrado dentro de la prisión.

Gracias a las fotografías de Sergei Vasiliev, se preserva dicha memoria la cual podemos observar hasta día de hoy acompañada de la meticulosa organización de archivos llevada a cabo por Arkady Bronnikov, experto en criminalística del Ministerio Interior de la URSS durante más de treinta años, ya que parte de su trabajo era visitar los centros penitenciarios de regiones tales como los Urales y Siberia, entrevistando y recopilando información de los presos, conllevando a este gran y único archivo.

AB9_jpg_460x690_q95

Para tatuar los párpados, se introducía una cuchara de metal que impedía que la aguja dañará el ojo. El tatuaje dice “No me / Despiertes”

AB08_new_jpg_460x690_q95

Las calaveras con los huesos cruzados en las clavículas se referían a que la persona cumplía una cadena perpetua. En el antebrazo izquierdo hay un tatuaje de una mujer levantándose el vestido con una caña de pescar, un tatuaje común entre los violadores.

AB16_new_jpg_460x690_q95

Este prisionero sufría de sífilis al punto de haberle deformado la cara. El tatuaje del escribano era común en los carteristas, mientras que la vela significaba “La vida tranquila se derrite como la cera”.

Print_25_jpg_460x690_q95

Los tatuajes de insectos solitarios eran típicos de los carteristas.

En un principio estos archivos tenían una utilidad meramente administrativa, es decir, para uso policial pero que con el paso de los años se transformó en una fuente que delataría todo la tradición de las hampas rusas y no sólo eso, también el testimonio de unos tiempos tan trascendentales en la historia de Rusia como fueron la época de la Unión soviética y el ideal comunista.

AB5_jpg_460x690_q95

Muchos presos se tatuaban las figuras de Lenin o Stalin por la creencia de quelos guardias tenían prohibidos disparar a los símbolos de sus líderes.

AB19_jpg_460x690_q95

El emblema nazi podría significar una simpatía al fascismo o también la oposición a las autoridades y el sistema soviético. Por otro lado, el tatuaje de sirena señalaba que la persona estaba sentenciada por violación a menores.

Print_1_1_jpg_460x690_q95

Mikhail Kovanev, artista, poeta y músico decía ser inocente de lo que le acusaban; los tatuajes que cubrían su cuerpo eran de su diseño. Los ojos en la cadera aludía a que era homosexual (ya que el pene figuraba como la nariz).

Print_2_jpg_460x690_q95Si deseas saber más sobre los tatuajes de criminales rusos, visita: fuel-design.com/russian-criminal-tattoo-archive

No Hay Más Artículos