Si usted relaciona las flores con la fragilidad, la belleza e incluso la inocencia ya hace parte de un gran grupo de personas que como usted, consideran la flora de manera bella pero endeble.

El artista botánico Makoto Azuma entiende como esencial el factor Tiempo dentro de su obra. Al incluir organismos vivos aparece la idea de ciclo junto con la idea de renovación constante. La hermosura momentánea se convirtió para Azuma en un punto de referencia y de excitación que al no lograr manipularlo, terminaba siendo efímero en todo momento.

 

Su proyecto base a partir de las flores y teniendo en cuenta sus raíces, se centra en capturar el momento preciso en el cual la belleza se encuentra en su estado más sublime. Exaltar la preciosidad de Japón a partir de sus recursos naturales y exponer con orgullo piezas que seguramente sin haberlas intervenido, no hubieran exaltado tal instante de inspiración que a muchos de nosotros nos cuesta captar en varios momentos.

Su instalación recibe el nombre de Flores Congeladas que como su título lo dice, consiste en una serie de floreros suspendidos en un gran bloque de hielo cada uno. Momentos congelados, momentos detenidos, momentos estáticos.

http://azumamakoto.com/

Recommended Posts