Explorar y rebasar los límites de la imaginación; provocar al espectador y asombrarle con distintas propuestas estéticas, son parte esencial en la existencia del arte en cualquiera de sus variantes, y, Maria Rubinke nos demuestra lo macabro que habita en la psique humana. El desmoronamiento de la inocencia pueril.

Nacida en Copenhague y con una marcada inclinación hacia la creación de piezas en porcelana, generando contrastes conceptuales y visuales en cada una de ellas; comparando la pulcritud de los materiales con la distorsión que provocan los cuerpos de niños amputados, sometidos a la locura del subconsciente. Desvelando el sadismo, la vida y la muerte en un mismo objeto.

María Rubinke estudió en la Escuela de Vidrio y Cerámica de Bornholm en el año 2008. Más tarde, expuso en Haugar Vestfold, Museo de Arte en Noruega y el Museo Cívico de Bassano del Grappa en Italia. En 2012 presentó una exposición individual llamada Frágil, en el Museo de Arte de Vejle en 2012.

A continuación les dejamos una muestra de su asombroso trabajo.

1 SONY DSC 3 5 6 8 9 10 11 12

Por: Erick Palacios.

No Hay Más Artículos