mismas yerbas“Soy un muchacho del río de la plata, nací en Buenos Aires, Argentina hace más de 35 años y mi familia materna vino del Uruguay que queda acá a dos cuadras, para graficar de manera simple lo que es esta geografía. Tengo las dos ciudadanías. La fotografía se me cruzó en la vida como otras tres cosas muy importantes que son el dibujo, la pintura y la música. La fotografía apareció entre medio de éstas, pero resultó ser la que cobró más importancia vaya a saber porqué. Le tengo respeto, la quiero, no es mi gran amor, ni el primero, pero soy muy agradecido por todo lo que me da. La adoro, lo que no me gusta tanto son los fotógrafos, Jaja La fotografía es maravillosa y poderosa.”


metafísica

¿Cómo nace tu descubrimiento y experimentación con la fotografía?

Sin mucha herencia familiar más que una cámara compacta que se usaba en los cumpleaños a mediados de los años 80 y sin ningún/a fotógrafo/a en la familia ni amigo de la familia se me despertó el deseo de agarrar la cámara alguna que otra vez para retratar a mi perra que se quedaba sentada muy quietita y era muy hermosa. Luego tuve la idea de fotografiar la arquitectura del centro de Buenos Aires, ahí yo tenía 10 años y fue algo espontáneo pero luego hubo un lapso de casi 15 años hasta volver a agarrar una cámara con el deseo de fotografiar algo. Después de eso disparé a varias cosas hasta notar que lo mío pasaba por esa ciudad que había fotografiado de chico y por la ciudad de donde venían mi madre, abuelos… Montevideo, Uruguay.


-c

¿Tu trabajo es Análogo, Digital? ¿existe postproducción, encuadre en tus fotografías?

Produje material en 35mm hasta hace un año aproximadamente (2014) cuando fui mermando la cantidad de rollos que hacía y a la par experimentaba un poco con el soporte electrónico que sigue sin ser mucho de mi agrado pero necesito por el momento conseguir algo que me interese con él. Mientras tanto me despedí del 35mm, no sé si serán vacaciones o es una renuncia definitiva. La postproducción es lo entendido como un trabajo de laboratorio pero virtual, nada más.

-j
¿Cómo describes tu afinidad estética? Desde mi punto de vista veo muchos aspectos cinematográficos envueltos en un contexto cotidiano más bien pulcro y bello. ¿ Es algo así lo que quieres comunicar?

Tengo necesidad estética crónica. Yo me siento cercano a la pintura y no muy cercano al cine. Pero es sólo mi visión y mi punto de vista.
Lo cotidiano es lo que se asocia a lo fotografiado pero muchas veces no son mis encuentros cotidianos los que fotografío. Muchas fotos fueron eventos y encuentros únicos con algo o alguien en un lugar quizá no tan próximo a mi casa pero sí a mi vida y mis circunstancias pero a veces no es lo que forma parte de mi día a día. Aunque seguramente habitan en mi cabeza a diario.
Con respecto a la belleza es un tema delicado pero si no fotografío algo bello quizá crea que sí lo es. También fotografío cosas lindas que son feas y cosas feas que son lindas, el punto de apuntar hacia esas cosas es casi como cuando uno es chico y le tira de la manga a un abuelo para decirle: mirá, mirá ese colchón tirado en la calle! Pasa bastante por ahí. Aún me pasa así.

-ñ

¿Qué es lo que priorizas en la fotografía, la estética, el mensaje o algún otro carácter particular?

Es un abordaje intuitivo como te apuntaba lo de mirar como cuando uno es chico y ante ciertos estímulos reacciona fervientemente sin razón aparente. Luego hay toda una lectura de un material reunido en el tiempo, un análisis y aparecen claves. Me interesa enseñar algunos aspectos de la cultura de estos lados de Sudamérica más específicamente cercanos al río de la plata. Pero a través de pequeños gestos urbanos, suburbanos y hasta el espacio cromático en el que habitamos. A la vez hay muchas cosas que no sé, que no las explico y por eso todavía intento con eso. De por sí hay vasta cantidad de componente básicos de la mirada estética heredada de occidente y difícil de abandonar, sobre todo observo lo fuerte que ha sido la inmigración italiana por estos lados, se nota por varios rincones ese peso de que muchas cosas deben ser “bellas”.

-a

¿Te dedicas a eso como profesión o tienes otros proyectos ligados a las artes visuales?

Me dedico casi de lleno a lo visual con trabajos relacionados a la fotografía. Me interesa muchísimo la pintura aunque hace años que no pinto. Por otra pare, la música está en mi vida desde hace mucho años también pero con otra dedicación aunque me parece la elevación absoluta.

-ch

¿Cómo ves el arte, la fotografía y los movimientos de expresión artística en tu país?

Lo veo con algo de tristeza, todo bastante absorbido por gente que opera detrás de los artistas y que inventan artistas… A su vez detrás de esos actores hay finanzas, declaraciones de status muy ridículas y demás. Ahora bien, sacando eso sí ocurren algunas búsquedas interesantes pero al no ser funcionales están ahí y si uno las ve debe considerarse afortunado por descubrir algo valioso detrás de la tonelada de información, pautas publicitarias y demás contaminación visual. Veo poco de eso y muy intermitentemente. No conozco muchos casos de continuidad en trabajos que realmente me conmueven, eso también me apena. Me gustan pocas cosas, me pasa en varias ramas de las artes, pero lo bueno es que lo que me gusta, lo disfruto muchísimo.
Los sistemas de legitimación son un tanto arbitrarios. Nunca nos enteraremos de muchas cosas pero en ese sistema que está dentro del otro en el que vivimos, yo no le voy a pedir a la cultura algo tan puro (más allá de que la considere uno de los últimos refugios) cuando hasta un órgano vital se subasta por internet.

-k

Texto por: Constanza Tejada y Mariano Brizzola

Fotos por: Mariano Brizzola

No Hay Más Artículos