DSC_0445

Por debajo de una hamaca de cuerdas largas, asoman los pies de una niña con estrellitas de navidad en sus manos. Llora y desprende. Ríe y mueve los brazos. Con el impulso salta y llega al cosmos. Se vuelve una. De repente despierta, pero comprende que esos pies son los de ella, los que la llevaron por ese camino de instantes capturados a través de un solo ojo: la propia sanación.

Esta niña es Miss Complejo. Un estallido de cristales artísticos que están en constante expansión. Un juego de emociones satinadas que se entrelazan entre sí en búsqueda de una imagen perfecta, capaz de llegar hasta la piel erizada, las pupilas secas y el corazón un poco detenido. Es a través de la captura de lo instantáneo e irrepetible en tiempo y espacio que Miss sacia su sed. Elige escribir, dibujar o pintar, pero especialmente fotografiar, es éste el lazo real. “Mis fotos es lo único que suelo compartir, hay cosas que prefiero guardármelas”, explica.

Fue mano a mano –o piel a piel- con lágrimas que aquella niña comenzó a descubrirse. “Comencé a sacar fotos porque estaba muy triste, la fotografía me sacó de una gran angustia por la que estaba atravesando”, recuerda. “Todas las personas llevamos cosas oscuras dentro, algunas que queremos olvidar y otras que simplemente son el motor para generar. Encuentro en el arte aquello que me ayuda a sublimar –sanar- todo eso”.

DSC_0271

Las primeras capturas retrataban su “yo” interno intentando conocerse, sanarse. Casi siempre acompañadas de palabras punteras que pretendían explicar de alguna forma la emoción. “Siempre quise expresarme y encontré en el campo artístico una contención y fundamentalmente, una herramienta, un arma”, subraya.

Como un ave renació y decidió ser ella quien elija los ojos con los cuales mirar al mundo: por dentro, la niña tímida e intovertida que llora y desarma, y, como conectadas con un hilo invisible, la mujer alter ego que enfrenta el afuera, capaz de transmitir todo sin miedos. Mientras una se hamaca,  la otra crece y camina incansablemente. Y, a través del juego, decide salir a capturar esencias, y plasmar en ellas todo el estado emocional interno. “De la mano de la sutileza y la delicadeza intento hacer llegar la mirada de una mujer sobre otra y la manera es conociéndola, entendiéndola y amándola como tal”, vuelca.

DSC_6615DSC_0368 DSC_6390b

Se enciende una nueva sesión. Estalla el giro lúdico y los parlantes. Miss conecta con sus musas y aparece la intimidad y la camaradería, infaltables en el momento, evidenciadas en el resultado. Así se genera un hermoso círculo de nutrición entre las partes. A la hora de la edición, suena la excentricidad de “Sigur Ros”, los bajos de “Nirvana”, “Stone Temple Pilots” o también algo más under como “Riel” o “Temporada de Tormentas”.  Hay agua, plantas, miradas, sexo, amor, risas, lágrimas, besos y uñas clavadas. Hay emoción. Hay vida. Hay arte.

DSC_6553 DSC_0177

Hoy Miss mira para atrás y ve cuánto ha crecido. Despliega sus alas para tomar perspectiva de sus imágenes y poder ver así más allá. Puede darse el tupé de dejar libre su inspiración y crear lo que sienta y ese es uno de sus más grandes logros. “La fotografía me está llevando a lugares que nunca jamás hubiese soñado”, destaca. “Transito esto de una manera muy tímida, y siempre, muy agradecidamente. Nunca jamás pensé que alguien pudiese fijarse en lo que hago, lo único que me transmiten las personas es amor”.

DSC_0279 12227030_1531312427185834_1576381670632050651_n DSC_0562

Ella es parte de un todo transformándose, dando un giro para volver a comenzar. Y como un diente de león se deja llevar por los aires, disfrutando el camino y también un poco jugando. Es carne del arte cambiante, ese que se sale de los márgenes y patea el tablero. “Me gusta la idea de pensar que cualquier persona es capaz de dejarle algo a la sociedad, desde su mirada, su pensar y su discurso, porque esto es algo que nace desde uno mismo hacia afuera, y la retroalimentación hace que vuelva y nunca termine”, dice. “El arte siempre nos mantiene a salvo, no permite gritar, y hoy en día, frente a tanta hegemonía, es un arma”, cierra.

Recent Posts