David Escobar es un artista colombiano que reinventa los paisajes de Colombia en su más reciente obra Colombia Metamórfica, en la que se evidencia la belleza natural en escenas de transformación y extinción.

El arte del paisajismo no solamente se limita a la observación de un espacio determinado en donde existen acciones y seres específicos, este arte puede ser complementado con pinceladas de pintura que a través de sus trazos se mezcla con la imaginación del artista creando una obra con un panorama natural, adherida a la emotividad que entre escenas y colores representa a quien la realiza.

Es por esta razón que el artista colombiano David Escobar presenta en su exposición Colombia Metamórfica, un homenaje a la naturaleza colombiana que  se sale de sus estándares para elaborar unas escenas ingeniosas, basadas en historias, fotografías y visones del artista:

“Es una adaptación del paisaje colombiano, tomo los paisajes a los que he viajado  y me apropio de ellos cambiándolos, transformándolos según mi experiencia, mis emociones y mi inconsciente”. Dice David Escobar.

DSC_2684

En acrílico sobre tela o lienzo, el artista descubre la majestuosidad de la naturaleza escondida entre las montañas y páramos, por mencionar algunos lugares en los que se inspiró están el Amazonas, los Llanos Orientales, bosques del municipio de Guasca, la laguna de Siecha y el páramo de Chingaza, ubicada en el altiplano Cundiboyacense de Colombia.

Su variedad de fauna y flora silvestre se transformaron entre su belleza y depredación. Es así que aparece el fuego, un elemento de trasformación que representa el constante daño a la naturaleza. Al respecto el artista dice:

“Los paisajes en los que me inspiro son contemporáneos y muchos de ellos están en proceso de cambio, la deforestación, la extinción de las especies nativas, las sequías y el cambio climático está presente en la mayoría de los paisajes”.

A pesar de esta visión dramática del caos ocasionado a la naturaleza, David Escobar le agrega a sus obras una manera inusual de nombrar los seres vivos, sus colores van de la mano con las emociones del artista: “En este momento tengo una emocionalidad bastante expresionista y a veces suelen ser los colores un poco más agresivos y más intensos de lo que son en  un paisaje fotográfico y quise meter esa emotividad a través  del color”. Dice el artista.

Cielos violeta en medio de la tala de árboles o nevados sin nieve en tonalidades rojas que se dirigen al peligro de extinción, son algunas características dentro de sus quince obras en donde la metamorfosis se acerca también a una mutación del color. Estas transformaciones evidencian que en medio de la belleza existe el caos natural o el creado por el hombre, una devastación natural que inventa nuevos paisajes colombianos.

Aquí algunas obras del artista:

DSC_2629

DSC_2661

DSC_2664

IMG_3377_2

DSC_2656

DSC_2630

Sierra Nevada_2

DSC_2695

Para más información sobre su trabajo visite http://www.davidescobarart.com/

Texto por Sandra Fernández

Recommended Posts