140612 029 CBM

El festival Sónar Barcelona 2014 cierra sus puertas con un excelente balance artístico, con 155 actuaciones que recorrieron un amplísimo espectro sonoro, desde las aproximaciones más experimentales y la electrónica purista hasta la música de baile de ultimísima generación, recalando en la cumbia electrónica, los nuevos héroes del trap, el grime, el new disco o la bass music, sin olvidar géneros clásicos como el house.

En esta edición del festival, que ha acogido 109.000 visitantes –el segundo mejor registro de su historia– procedentes de 99 países, y más de 3.500 profesionales inscritos en Sónar+D, el congreso internacional del festival, han destacado especialmente, bajo nuestro punto de vista, los conciertos de Chic, Lykke Li, Woodkid, MO y Nils Frahm.
140613 074 CBM
La sueca Lykke Li ofreció un muy buen concierto, aunque su voz no estuvo al nivel de otras ocasiones. Adaptó su setlist para su cita en el Sonar,  relegando muchos temas de su nuevo disco en favor de sus hits más bailables, como ‘I’m Good I’m Gone’ o la aclamada ‘I Follow Rivers’ (aunque los asistentes seguro que conocían más el remix de The Magician).
140614 156 CBM
140614 151 CBM-3
Por su parte, el francés Woodkid, volvió a estar al mismo nivel, excelso, que en el pasado FIB, en cuya crónica ya os comentamos que fue el mejor concierto del festival.
140613 161 CBM
La danesa MO nos regaló el mejor concierto de la edición del Sonar by Day, pese a que la hora y el sol abrasador no incitaban a ello. Esta mujer tiene un don, se muestra activa durante todo el show, y aún así su voz estuvo impecable.
140612 044 CBM
140612 015 CBM
Debido a que a los artistas que cito ya los conocía y los había visto en directo, el artista que más me sorprendió fue Nils Frahm, con sus maravillosas e inesperadas canciones a piano. Impresionante.
140612 066 CBM
Pero el grupo que arrasó de manera absolutamente incontestable en esta edición del Sónar, fue ni más ni menos que Chic, el grupo liderado por Nile Rodgers, que a sus más de 60 años está más en forma que todos los demas grupos juntos, conocido por ser el productor el álbum de mayor éxito comercial de David Bowie, Let’s dance, y por ser en gran parte responsable del éxito de Madonna. Su concierto fue una colección de hits conocidos por la mayoría de los espectadores, incluyendo ‘Get Lucky’, de Daft Punk. Y es que si la vida fuera Game of Thrones, Nile Rodgers sería Petyr Baelish (aka Meñique) porque es el que mejor sabe como se juega a esto. Tocó por y para su público, y así lo demostró durante todo el espectáculo. Además, Nile es conocedor de los beneficios que aportan los fotógrafos a los artistas, y permitió que se hicieran fotos durante todo el concierto, algo que no me sucedía desde hacía años. 
140615 200 CBM
140615 235 CBM
1 2 3
No Hay Más Artículos