El arte y la realidad imperfecta se juntan nuevamente en esta oportunidad para exponer la obra de Paola Villaseñor, más conocida como panca (P△NC△).

 

Dedicada exclusivamente a la ilustración por medio de la pintura, ha llevado su trabajo a través de los Estados Unidos como gran parte de la ciudad de Tijuana, México con sus llamativas ilustraciones enfatizando sobre todo en la parte del muralismo. Siente gran fascinación por los soportes no convencionales tales como la madera seca, distintos tipos de tela o también sobre soportes de papel maché.

Captura de pantalla 2014-08-24 a la(s) 19.50.09

Su actual cercanía con el arte se debe no solamente a su pasión y habilidad, sino que consigo lleva un pasado en la ciudad de San Diego, en donde nace y crece hasta la adolescencia. Tras mudarse a la ciudad de Tijuana, México experimenta el contraste entre la ilusión y la realidad, como una clase de espejismos sociales que antes no comprendía ni conocía. La mitad de su vida en un lado, y la otra mitad en el otro ocasionan en ella dos percepciones y maneras de pensar opuestas pero cercanamente relacionadas.

tumblr_nao3nw05Ds1qkw1sjo1_1280

Su trabajo basado en el contraste social se presenta tan claro como en una de sus últimas exposiciones “Border City Blues” hablando por sí sola y mostrando esa recopilación de experiencias y recuerdos por estar viviendo en la frontera separada solamente por una línea entre el legado mexicano y sus influencias con territorio americano. Ilustra una cultura híbrida que ha tenido que ignorar para vivir y que ha tenido que transformar sus costumbres para hacerlas parte de su identidad.

Su trabajo se fue construyendo junto con su estilo que, por cierto, llega a ser fácil de reconocer, casi que al primerazo se entiende su firma personal y su intención a partir de los colores y la línea definida. Su pasión por el muralismo ha ido creciendo al lado de su ingenio, y a pesar de traerle problemas con la policía mexicana y con otros artistas muralistas que pintaban sobre su trabajo, ha conseguido el apoyo de dueños de locales y residencias para realizar su obra que sin duda deja resultados increíbles. A parte de su fascinación por la pintura y la ilustración, resulta ser tradicionalista a la hora de tocar el tema de la tecnología, pues todos sus trabajos son completamente a mano y al contrario, la tecnología la toma sólo como un medio de difusión.

 

Su arte es real, no se esconde y no le teme a las imperfecciones que ocultan una sociedad mas carnal y cercana. No es un arte bonito, no todo debe ser agradable a la vista, pues necesitamos ver de ambos lados o de lo contrario nos empalagaríamos con lo que se considera bello.

Su trabajo no sólo se refleja en la realidad, pues también siente atracción por lo geométrico. Su exposición “Mr. Fractal” nos muestra una manera distinta de ver las cosas, como si pudiéramos visualizar nuestros pensamientos caóticos y reconocerlos por medio de lo geométrico, más sobre todo lo triangular y piramidal. Se basa más que todo en lo fractal, que deriva del latín fractus y significa quebrado. Lo que está fracturado y que consigo trae caos pero que a su vez logra balancearse.

Su obra es fascinante de principio a fin, se le puede apreciar por donde se le mire y por lo tanto es muy fácil mantener el gusto por su concepto y su manera de crear. En mi opinión, panca ha sido y continuará siendo una de las artistas con mayor capacidad de sintetizar el recuerdo y reflejarlo como mas le plazca.

Texto por: Margarita Bernal López

 

No Hay Más Artículos