Sabemos que la gelatina es uno de los alimentos más divertidos a la hora de la merienda, pero si hay algo que definitivamente no sabíamos es que las esculturas hechas de este material es una de las cosas más impresionantes creadas por el hombre.

Y la artista Liz Hickok desde San Francisco, ha sido la responsable de imaginar y manipular la gelatina para el deleite de nuestros ojos. Imagina comerte a la ciudad de New York o a la Estatua de la Libertad, sin duda me encantaría tener una de estas esculturas arquitectónicas en mi cumpleaños.

CiudaddeGelatina5CiudaddeGelatina4

De seguro no es un material fácil de manipular, pero el resultado vale la pena. La serie de esculturas de Hickok es bien llamada “Hickok’s Cityscapes in Jell-O’ . La artista nos comenta cómo es su proceso de trabajo:

Puedo crear brillantes modelos a escala en gelatina de sitios urbanos, transformando así el entorno físico cotidiano en algo inesperado y efímero. Ilumino desde abajo para resaltar las formas y detalles de la ciudad, las cuales se desenfocan en un mosaico colorido y luminoso cual joya llena de volumen…la belleza translúcida de las composiciones seduce primero al espectador, su fragilidad  se convierte rápidamente en una metáfora de la naturaleza transitoria de los artefactos humanos.

CiudaddeGelatina1© Liz HickokPaisajes Urbanos en Jell-O (gelatina) se ha convertido en un tema popular de la cobertura mediática. Su trabajo ha sido reseñado por el New York Times, y ha aparecido en la portada de Artweek así como en la revista francesa, Gusto. Además, Hickok también apareció en el Food Network Awards Show, donde ganó un premio a la mejor utilización de los alimentos como Art Media.

CiudaddeGelatina3

Vía LeBelleBlog y HiConsumption 

Texto por Maribel Maneiro

No Hay Más Artículos