No existe nada más placentero que verse entrometido con el gusto, más no con la obligación. Es el caso de Pat Perry, artista estadounidense que resultó desempeñándose en el campo del dibujo desde muy corta edad.

La mayor parte de su tiempo lo ocupa en el dibujo, la ilustración sobre un material convencional como lo es el papel y utilizando tan sólo un bolígrafo, en otros casos llega a utilizar acrílico o tintas. Su manera de ilustrar es particular, pues el resultado final es una combinación entre el estilo urbano incluyendo el grafitti junto con la parte surrealista de su obra, todo en una sola pieza. Por tanto, los colores resultan marchando bastante bien basados en la composición y el concepto de Perry.

Para el artista no sería un día completo sin incluir el dibujo, sus bolígrafos y acrílicos que le acompañan durante largas horas. Perry asegura tener dentro de cada pieza una historia y un significado. Sin embargo, un aspecto presente dentro de cada obra es el valor del tiempo, plasmar lo que nos rodea actualmente para así no perder la esencia de lo que somos.

Incluso para el mismo Pat es complicado describir su propio estilo, trata de ser descriptivo con sus ideas y conceptos, pero definitivamente es mejor ver la obra por sí mismos.

Comparto su trabajo y que lo disfruten

http://patperry.net/

Texto por Margarita Bernal

No Hay Más Artículos