zzzz781

El lunes 25 de mayo de 2015 falleció a la edad de 75 años una de las mujeres que ha marcado el arte de la fotografía. Su estilo y la personalidad de cada retrato definió lo que es hacer fotografía de la mejor manera. Hace dos años, tuve la oportunidad de asistir a una conferencia magistral que ofreció en su paso por el D.F y en dos horas, desde la sencillez de su persona transmitió el amor profundo que tenía por la fotografía. Sin duda, trazó un camino para aspirantes al mundo de la cámara y para los artistas emergentes, así como para los gustosos de deleitarse con imágenes bien compuestas. A continuación, hacemos un homenaje a una de las grandes fotógrafas.

Mary Ellen Mark, nació el 20 de marzo de 1940 en Philadelphia. Desde pequeña tuvo peculiar interés por los colores, las formas, los lienzos, por lo que años más tarde se graduó en historia del arte. Aunque la pintura y el dibujo fueron dos grandes placeres, Mary Ellen siempre estuvo consciente que su pasión era la fotografía. Concluyó una maestría en fotoperiodismo y desde entonces, sus ganas por explorar el mundo desde otros ángulos, la llevaron a varios rincones del planeta donde comenzó a tomar fotografías. Con el paso del tiempo, Mark se especializó en retratar situaciones sobre temas sociales contundentes como la prostitución, gente con problemas mentales o pariahs que tenían un estilo de vida diferente.

Amanda and her cousin Amy, Valdese, North Carolina, USA, 1990

Su trabajo fotográfico la consolidaron rápidamente y comenzó a realizar documentales y foto-ensayos. Una de sus primeras obras fueron Streets of the Lost, en donde se exhibe la vida de jóvenes y adolescentes que están expuestos a la violencia, el vandalismo, las drogas y el abandono en las calles de Seattle.

mary-ellen-mark-street-photography-rat-and-mike-with-a-gunseattle-washington-usa-1983

“I knew I wanted to photograph people and I wanted to do documentary essays on social situations”

Su lente también fue testigo del crecimiento del mundo de la cinematografía. Desde la atmósfera del rodaje,   Mark retrató la vida y la interacción entre actores y directores como Francis Coppola hasta el mismo Feredico Fellini. Cada foto expresaba momentos de intimacía que acontecían dentro y fuera de lo sets de varias películas como Apocalypse Now, Australia y Satyricon. Esta oportunidad, permitió que también lograra retratar a personajes públicos como celebridades, cantantes y  políticos y más.

Mary-Ellen-Mark-on-set-

A pesar de encontrar placer en el retrato dentro del cine, el aprecio de Mary Ellen por el documental era mayor, por lo que dedicó la mayor parte de su trayectoria a realizar varios proyectos en diferentes lugares como Bombay, India, Londres hasta México. Sus fotografías se volvieron icónicas y formaron parte de medios importantes como Life, The New Yorker, The New York Times y Rolling Stone, entre otras.  Una de sus series relevantes fue Indian Circus, en el cual, desde su forma única relata a través de varias imágenes el estilo de vida de la gente que forma parte de un circo en la India. Este trabajo está en blanco y negro.

Mary-Ellen-Marks-best-sho-006

“The obsessions we have are pretty much the same our whole lives. Mine are people, the human condition, life”.

Aunque en sus diferentes series hace uso de distintos lentes y cámaras, su Leica de 35 mm fue su preferida. Mary Ellen señaló en varias ocasiones que su amor por esta cámara se debía a que además de estar acostumbrada a ella, el proceso de revelar era uno de las pocas satisfacciones que no brindaban las cámaras digitales.

P4847-0003, 3/31/08, 12:40 PM, 16G, 4760x6615 (245+210), 88%, Custom,  1/80 s, R42.7, G27.0, B52.0

“You do have to push your limits, if you want a certain intimacy in your pictures”

La mayor parte de sus fotos están realizadas en blanco y negro. Prom, Fakland Road, Ward 81 y Bars fueron otros proyectos que formaron parte de la carrera de Mary Ellen. También produjo y realizó documentales que fueron llevados a la pantalla grande, en  algunos trabajó de la mano con su esposo Martin Bell.  American Heart y Streetwise fueron dos de los más sobresalientes.

Durante sus últimos años, Mary Ellen se dedicó a enseñar fotografía en talleres que realizaba en Nueva York y en algunas ocasiones en Oaxaca. La cultura mexicana fue admirada por Mark y siempre subrayó su gusto por México, su historia, su cultura y su gente. Una de las características más recordadas de Mary Ellen es que siempre fue gran impulsora de nuevos talentos dedicados al arte de la fotografía, por lo que buscaba inspirar a las nuevas generaciones a hacer foto desde la honestidad.

Cuando asistí a su conferencia recuerdo la impresión que dejó: Su forma de vestir era muy sencilla, su gusto por México lo enfatizó al señalar que uno de los anillos que portaba lo había comprado en Oaxaca y durante su plática siempre se mostró dispuesta a exponer quién era con tanta naturalidad y sobretodo, con mucha honestidad. Ésta es una de las claves de su trabajo, siempre fue honesto y éso es lo que lo hace más auténtico y más sobresaliente. Sus ganas asiduas por mostrar historias reales, la verdadera esencia de cada una de las personas que cruzaban por su lente, su avidez por contar historias verdaderas sin miedo y sin forzarlas; es definitivamente la cualidad más grande que define su trabajo y también como persona. A veces los fotógrafos están obsesionados por hacer fotos perfectas, con encuadres perfectos, con todos los elementos técnicos en orden idóneo; en cambio a Mary Ellen le interesaba que la fotografía reflejara tal cual era la condición humana desde cada persona.

Pocos valientes como ella que deciden ser parte del mundo que fotografían y después lo exponen sin alterarlo. En cada entrevista que Mary Ellen brindaba, cuando hablaba sobre alguna de sus piezas, lograba detallar y dar un singular retrato no sólo físico sino en cuanto a personalidad de cada una de las personas a la cuales fotografió. Describía con precisión las sensaciones que fueron parte del momento, explicaba quién era ese sujeto que había estado frente a la cámara. Conocía cada uno de sus “modelos” porque se había relacionado con ellos. Otra cualidad destacable de Mark que no sólo hacían de ella una buena fotógrafa, sino que refrendaban su respeto a esta disciplina. En ocasiones, los fotógrafos que toman un retrato sólo buscan éso, un buen retrato que cause algún impacto en el observador. Mark buscaba una buena historia que hiciera reflexionar a las personas.

maxresdefault

“Photograph the world as it is. Nothing’s more interesting than reality”.

Sin más, Mary Ellen Mark forma parte de las pocas mujeres fotógrafas que rompieron paradigmas sobre estilo, forma y contenido en la fotografía. Su empatía con otros estilos de vida, su interés por la condición humana y su profesionalismo al contar historias, merecen el respeto y la admiración de espectadores, seguidores y artistas, especialmente fotógrafos. El trabajo al cual dedicó su vida, siempre fiel a su percepción, sus valores y sus objetivos, ahora deja una huella única en el hall of fame del lente y la cámara.

maryEllenMark-1

“Common threats exist in all of us, in love, hate, respect and more but the most important thing is to see and recognize humanity in all of us”

Mary Ellen Mark

1940-2015

Para conocer el valioso trabajo de Mary Ellen, pueden revisar su página en donde encontrarán todas sus series y más detalles de éstas:

www.maryellenmark.com/

 

 

 

Recommended Posts