Desde que vi la primera imagen de Prince empecé a morirme de ganas de verla. ¿Un adolescente vestido con tonos llamativos, ropa deportiva, y saliendo de un Lamborghini con una corona? I´m in. Co-producida por Vice y 100% Halal, Prince es la primera película del holandés Sam De Jong. Tal como prometía esta primera imagen, la cinta está llena de estilo callejero, coches lujosos, Rolex, adolescencia, familias disfuncionales, un soundtrack increíble y un chico que no sabe cómo impresionar a una chica hasta que se convierte en el nuevo príncipe de su barrio.

Seguimos a Ayoub, de 17 años, en uno de los barrios más peligrosos de Ámsterdam mientras visita a su padre adicto a la heroína, ayuda a su madre a encontrar citas por internet, cuida a su media hermana y pasa el tiempo presumiendo de bíceps inexistentes con sus amigos. A pesar de que uno de sus grandes problemas es la falta de dinero para cumplir con todos los lujos necesarios para ser reconocido entre los demás, todo empeora cuando se enamora perdidamente de Laura, delgada, rubia, plataformas con holograma, ojos más azules que el mar que visitan Ayoub y sus amigos, y, desgraciadamente, la novia del tipo más rudo y popular. Sin embargo, Ayoub está decidido a encontrar la forma de que Laura le haga caso…..aunque eso signifique aliarse con un cocainómano, perder unas cuantas amistades y ganar una que otra golpiza.

Prince es otra película coming of age, pero esta se interesa en mostrar un contexto al que no todos estamos acostumbrados, es nuevo, fresco, la manera de contarlo, los close ups que te permiten descifrar a los personajes, el contraste entre la ropa de colores brillantes y un Lamborghini de un tono nada discreto en medio de casas completamente normales.  Prince es entretenida, tiene toques de humor necesarios y otros de suspenso en los que ya no sabes qué se le va a ocurrir a Ayoub para ganarle la novia a un dude que quién sabe cuantas veces ha ido a parar a la cárcel. Tal como promete Vice, es una película sobre hacerte grandecito, aceptar lo que tienes y dejar de pensar en lo que no tienes, ah sí, y de las ganas que te da de conducir un Lamborghini aunque sea solo una vez en tu vida.

Sam de Jong sorprendió a la audiencia llegando a combinar varios temas llegando hasta los róles de género y los problemas económicos y de delincuencia y racismo. Prince fue elegida para abrir la sección de Generation 14Plus del Festival de Cine de Berlín y obtuvo una mención especial al Oso de Cristal como Mejor Primer Largometraje. En la Ciudad de México puedes verla en la Cineteca con funciones a las 2:30 pm y a las 7:00 pm, en el Cine Tonalá, donde se realizará un análisis a la cinta el 25 de Junio y en el Centro Cultural de Tlatelolco.

Recommended Posts