RO exhib

Si hay algo mejor que la realidad misma, debe ser el hiperRealismo con un trasfondo mágico. Ran Ortner pinta el mar, sólo el agua que lejos de reducirse a una imagen gigantesca o impresionante, resultan una observación propia interior, una introspección al enigma de la condición humana.

A mi me fascina el mar, y de primera instancia quedé maravillada con el trabajo de Ortner: Óleos sobre lienzos de hasta 3m de alto por 10m de ancho, que muestran sólo el mar; no hay cielos ni otra indicación de vida que no sea el océano mismo, únicamente el brillo del sol en las olas, y las emociones de éstas. El propósito se logra perfecto: el espectador experimenta propias y diferentes emociones y sensaciones mientras está de pie frente a los lienzos.

ROcean2

Esa es la premisa de su obra y la razón de que se vuelva aún mejor y se sustente a sí mismo, no necesita explicación, sin embargo aquí esta: Las pinturas no se tratan en absoluto del océano, sino de un espejo, un reflejo de nuestra condición humana. Claro, que si no sabes el trasfondo de su trabajo, igual vale la pena observar cada trazo que evoca una majestuosidad mayor que una fotografía. La imagen aunada al contexto y significado que el artista le da, cambian la percepción, maximiza su valor.

RO exhib2

Pero ¿por qué esta fascinación por el océano? Él explica que las olas explotan en sincronía con el latido de su corazón, con el inhalar y exhalar en su aliento. El océano es el mejor sujeto para luchar. En el océano, él ve la colisión de la vida y la muerte, cada ola representa a la vida insistente a través de la cual, la muerte se deja ver, ahí está presente.

A pesar de todo esto, el proceso creativo para Ran Ortner se acerca más a lo científico que a lo espiritual.

ROcean3

Ran Ortner nació en una costa de San Francisco, pero pasó su niñez en Alaska donde se dedicaba a las carreras en motos y trabajaba como mecánico de motocicletas. Cuando tenía 20 años, tuvo un accidente que lo orilló a renunciar a las carreras y a dedicarse a ser artista de tiempo completo. Entre sus libros de psicología, arte, filosofía y física, el surf y la pintura, nació una fascinación por observar el mar y entenderlo. Hoy vive en la ciudad de Nueva York.

Para sus pinturas, le gusta lo anticuado. No utiliza el blanco titanio (que hoy en día es muy utilizado, por ejemplo) el prefiere hacer y mezclar su propio blanco a base de plomo, por su traslucidez. Así de simple, pero muy significativo es el impresionante trabajo de Ran.

RO

El dato: En el 2009, Ortner ganó el primer ArtPrize con más de 330,000 votos populares. Obtuvo el primer lugar de entre 1,260 trabajos. ¿El premio? Nada más que $250,000 USD, es el premio en efectivo más grande del mundo.

ROstudio

No dejes de leer la entrevista que dio para The Sun Magazine, vale muchísimo la pena, la encuentras aquí. Y visita su página oficial, todo su trabajo es altamente recomendable.

“Yet I am interested in conveying how the ocean resonates, rather than depicting it. Constantly moving in a dance that mirrors the tempo of the human body, waves break in time with the beating of our hearts, the in and out of our breaths, like a metronome marking the present moment: now, now. My paintings are about being immersed in this present. For that reason, the horizon and any other reference points are disappeared”

Ran Ortner en los estatutos de su página oficial.

*Imágenes obtenidas de la página oficial RanOrtner.com

No Hay Más Artículos