Nacido en el Reino Unido y formado en Londres, Classic Leather es una de las siluetas más admiradas en el mundo de los sneakers.

Una celebración única en las dos ciudades más grandes del Reino Unido –Londres y Manchester– contó con la presencia de grandes personalidades británicas de la moda y la música, al lado del embajador de Reebok Classic, Kendrick Lamar.

Reebok Classic se alió con el rapero Kendrick Lamar y con destacados personajes creativos del Reino Unido para celebrar al sneaker más ovacionado de la marca, el icónico y atemporal Classic Leather.

El Classic Leather se abrió camino en 1983 y ha desafiado el paso del tiempo. Su discreto diseño es un lienzo en blanco para expresar generación tras generación, un estilo propio que permanece como elemento básico en cualquier colección de sneakers.

Adoptado por la subcultura londinense a finales de los 80, la ciudad resguarda al Classic Leather como ninguna otra. Para exaltar el legado de este emblemático calzado y garantizar con estilo su relevancia en el ámbito de la moda,  la música y la cultura juvenil, Londres fue elegido como el escenario perfecto para iniciar la fiesta.

El prestigioso museo Tate Modern fue anfitrión del evento, donde importantes figuras británicas de la moda y la música rindieron homenaje al rol de este par en la formación del panorama cultural del Reino Unido a través de las décadas.

 

En reconocimiento al vínculo que tiene este sneaker con la escena de la moda, algunas de las jóvenes promesas del diseño inglés exhibieron looks complementados por el Classic Leather. Dentro de los colaboradores estuvieron Agi & Sam, Katie Eary, Ashish, Holly Fulton, Matthew Miller.

Mientras la experiencia navegaba por el legado fashion de este clásico, el rapero londinense Little Simz ambientó la fiesta personificando el espíritu Reebok Classic de mantenerse fiel a uno mismo y explorar nuestro propio camino, Simz fue aclamado por Kendrick Lamar como el futuro de la música británica.

 

Aunque Londres es la casa cultural del Classic Leather, Reebok nació en la grandiosa Manchester, por lo que fue una elección natural que la segunda ciudad más grande del Reino Unido albergara la celebración final con el ganador del Grammy® y artista del sello independiente TDE, Kendrick Lamar.

Con el objetivo común de inspirar a los jóvenes para alcanzar su potencial ilimitado, Reebok Classic y Kendrick Lamar sorprendieron a un grupo de niños del centro comunitario de Manchester, Wonder Inn, con un firme mensaje de inspiración al talento joven de la ciudad. Después de pasar un tiempo con el grupo y de compartir su entusiasta discurso, Kendrick invitó a los niños a rapear con él y a recitar sus propias palabras, siendo una oportunidad única para sus fans.

 

Extendiendo el viaje hasta el arte y la autoexpresión, Granada Studios, uno de los lugares más históricos de Manchester, se transformó en un espacio de creatividad e interacción con instalaciones de arte en vivo, donde los invitados contribuyeron con sus propios diseños y colaboraciones para crear el fondo de la actuación de Kendrick.

“Con mi música, comparto y busco la comprensión a través de la libertad de expresión y la originalidad. De esto se trata Reebok, de ser original y auténtico. Mis recuerdos de Reebok datan de mi época de secundaria, cuando usaba los Classic Leather. Es un par que se identifica con la cultura y te permite expresar tu propio estilo, te permite ser fiel a ti mismo”, comenta Kendrick.

El evento finalizó con la enérgica presentación de Kendrick, y celebró la evolución constante del Classic Leather y su conexión con la cultura creativa alrededor del mundo.

 

Recommended Posts